lunes, 13 de julio de 2009

Izarra: Delito de Telesur fue transmitir lo que sucede en Honduras

Caracas.- El único delito que cometieron los equipos periodísticos de Telesur en Honduras fue transmitir lo que está pasando en esa nación centroamericana, que "vive bajo el yugo de una dictadura encabezada por Roberto Micheletti", dijo el presidente de Telesur, Andrés Izarra desde la ciudad de Managua en Nicaragua.

Izarra señaló que la salida del equipo de corresponsales de la nación centroamericana 'se debe a la necesidad de resguardar la seguridad personal de nuestros equipos de trabajo ante el constante acoso que sufrieron por parte de las fuerzas golpistas', informó ABN.

En este sentido, recordó que los periodistas de Telesur fueron víctimas de secuestros por parte del comando Cobra de la policía hondureña en diversas oportunidades y las últimas amenazas proferidas por estos agentes se habían intensificado, por lo que se decidió retirar al personal.

En consecuencia, la periodista Adriana Sívori, quien estuvo en Honduras y brindó cobertura en vivo y directo de las movilizaciones que en favor del retorno del presidente constitucional José Manuel Zelaya, indicó que fue informada que 20 minutos después que el equipo de Telesur abandonó el hotel donde se encontraban hospedados, llegó el comando Cobra en búsqueda de "la gente de Telesur".

"Apenas comenzó la represión el 28 de junio, se inició la persecución y nos secuestraron por más de 1 hora, eso era el inicio y nosotros sabíamos que estábamos siendo acusados por transmitir lo que estaba aconteciendo. Hubo varios momentos en que llegaba la policía a sacarnos y nos decían que si ya habían sacado a un presidente con nosotros podían hacer lo que quisieran", detalló la corresponsal de Telesur.

Sívori condenó la actitud asumida por las autoridades hondureñas y sentenció que "de los golpistas sólo se puede esperar sangre y muerte".

Por su parte, la periodista Madelein García, quien de igual manera estuvo reseñando lo acontecido en la nación centroamericana, instó a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) para que se pronuncie en torno a las medidas de fuerza ejercidas en contra de Telesur.

"La SIP tiene que pronunciarse en contra de esta violación de la libertad de expresión y si no lo hacen entonces que le informen al mundo cuál es el lineamiento que los rige para que defiendan a unos y a otros simplemente callen", exhortó.

Ambas periodistas denunciaron que en Honduras la dictadura de Micheletti mantiene un cerco informativo que prohíbe la difusión de mensajes en contra de la dictadura y la constante violación de los derechos humanos que llevan a cabo las fuerzas militares y policiales plegados al golpe.

Los equipos periodísticos de Telesur salieron de la nación hondureña vía terrestre hasta llegar a Nicaragua.

Durante su traslado contaron con la custodia de funcionarios de la embajada de Venezuela y Nicaragua, a fin de garantizar que su traslado no fuera interrumpido por las fuerzas golpistas.