lunes, 18 de mayo de 2009

Murió Mario Benedetti, un emblema de la literatura iberoamericana

El escritor uruguayo Mario Benedetti murió este domingo en Montevideo a los 88 años, tras una prolífica obra que lo erigió en uno de los íconos de la literatura iberoamericana.

Falleció mientras dormía en su domicilio y en profunda paz. De a poquito dejó de respirar", dijo a la AFP su secretario Ariel Silva, poco antes de que los médicos firmaran el certificado de defunción.

Benedetti había sido hospitalizado el pasado 24 de abril con una dolencia digestiva crónica que le originó sangrado de colon y una descompensación respiratoria.

El miércoles 6 de mayo fue dado de alta tras responder satisfactoriamente al tratamiento médico, en la que fue su cuarta internación hospitalaria de los últimos doce meses.

"Se nos ha ido un referente, no solo de la literatura sino de nuestra identidad, y por sobre todas las cosas un gran hombre y un gran amigo", subrayó Mauricio Rosencof, escritor y amigo personal de Benedetti.

Con motivo de su deceso el gobierno uruguayo decretó duelo nacional y dispuso que su velatorio se desarrolle con honores patrios desde las 12H00 GMT del lunes en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, sede del Congreso, señaló a la AFP el vicepresidente de la República, Rodolfo Nin Novoa.

Integrante de la denominada "Generación del 45", Benedetti editó en setiembre pasado "Testigo de uno mismo", escrito en verso, y antes de su fallecimiento trabajaba en un nuevo libro de poesía bajo el nombre de "Biografía para encontrarme".

Nacido el 14 de setiembre de 1920 en Paso de los Toros (250 km al norte de Montevideo), Benedetti fue distinguido con el doctorado honoris causa por varias universidades latinoamericanas y europeas.

Autor de decenas de libros de poemas, prosa, cuentos, novelas y ensayos, así como de teatro, recibió asimismo numerosos premios, entre los cuales el Premio Internacional Menéndez Pelayo en 2005, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1999 y el Premio Iberoamericano José Martí en 2001.

El 19 de diciembre de 2007, en su última aparición pública, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, lo galardonó con la "Condecoración Francisco de Miranda", en un acto celebrado en la Universidad de la República del Uruguay.

Centros culturales de España y Uruguay comenzaron el 28 de abril pasado un homenaje a su trayectoria, "por su compromiso y contribución a la defensa de la igualdad y de los derechos humanos, así como la promoción de valores como la creatividad, el diálogo intercultural y la innovación".

La actividad denominada "Ven a ser Benedetti" dio inicio en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid, pero fue pospuesta en Montevideo para el próximo miércoles, debido a la hospitalización de Benedetti y el reciente fallecimiento de la poetisa uruguaya Idea Vilariño, amiga personal del escritor.

Exiliado durante la dictadura uruguaya (1973-1985), Benedetti residió en Argentina, Perú, Cuba y España, regresó a Uruguay con la restauración democrática y desde entonces residió alternativamente en Madrid y Montevideo hasta la muerte de su esposa, Luz López Alegre, con quien se casó en 1946.

Su novela "La Tregua" fue llevada al cine -y nominada al Oscar en 1975 como Mejor Película Extranjera- mientras algunos de sus poemas han sido musicalizados por el catalán Joan Manuel Serrat y por el uruguayo Daniel Viglietti.

Sin estridencias de ninguna clase, la prodigiosa pluma hizo de la discreción y de la humildad rasgos genuinos que le acompañaron hasta el día del adiós, para dejar un legado que rebasa las fronteras de lo literario.