lunes, 11 de mayo de 2009

El cura enamorado tiene un apoyo masivo de los católicos de Miami

MIAMI (AFP) — Una gran mayoría de los católicos de Miami apoya al famoso padre Alberto Cutié, en pareja con una mujer, y se opone a la prohibición del matrimonio y las relaciones sexuales impuesta a los sacerdotes por la Iglesia, según un sondeo difundido este lunes.

Un 74% de los entrevistados dijo estar a favor de que los sacerdotes puedan casarse y mantener relaciones sexuales mientras que un 81% consideró que "el celibato para el clero católico es anticuado y no es viable".

El padre Alberto, un cubano-estadounidense de 40 años y uno de los sacerdotes hispanos más populares de Estados Unidos, admitió estar "enamorado" de una mujer con la que apareció besándose en la playa de Miami Beach en unas fotos publicadas una semana atrás por una revista de farándula.

De acuerdo al resultado del sondeo, la amplia mayoría de los católicos en Miami "consideran que el celibato ya no tiene sentido en el siglo XXI", dijo Fernand Amandi, de la firma Bendixen y Asociados, que realizó la encuesta para el diario The Miami Herald.

Para el muestreo, que tiene un margen de error de 5 puntos, fueron consultados 400 católicos del condado Miami-Dade durante el reciente fin de semana, indicó la empresa.

La revelación de la doble vida del sacerdote no afectó su popularidad, según el sondeo.

El 78% de los entrevistados dijo que tenía una impresión "favorable" del padre Alberto, y el 10% "desfavorable".

"El escándalo no ha tenido un impacto serio en absoluto en la popularidad del padre Cutié", dijo Amandi. "Sus cifras son la envidia de cualquier funcionario electo".

Este lunes, en una entrevista en inglés con el canal 4 de Florida, de la cadena CBS, el padre Alberto dijo que mantiene una relación romántica con su novia desde hace dos años, y que esta meditando sobre sus próximos pasos: poner fin al amor o casarse con ella.

Desde que estalló el escándalo de las fotos, hace una semana, el sacerdote fue "apartado" temporalmente de la parroquia que dirigía en Miami Beach.