martes, 16 de diciembre de 2008

Beyoncé es la joven con más fortuna

Quién dijo que la industria de la música está en crisis? La revista Forbes sitúa a dos cantantes estadounidenses a la cabeza de la lista de estrellas de menos de 30 años más ricas del mundo. Beyonce Knowles y Justin Timberlake, ambos de 27 años, ocupan el primer y segundo puesto de este ranking, aunque, sin duda, la exuberante cantante estadounidense sobresale por encima del resto, con una fortuna de 80 millones de dólares.

Beyonce no le debe toda su fortuna a la industria musical. La cantante tiene en su haber diez premios Grammy y tres discos en solitario en el mercado, tras la separación de las Destiny’s Child. El último de sus discos, I am Sasha Fierce, vendió medio millón de copias solo en su primera semana, después de salir al mercado el 19 de noviembre. Sin embargo, la cantante estadounidense puede poner también en su currículum que ha participado en cuatro películas y que posee una firma de ropa.

Con todo, no es de extrañar que a sus 27 años Beyonce pueda presumir de poseer una fortuna de 80 millones de dólares actualmente, casi el doble de lo que ha acumulado en el último año fiscal el segundo de la lista, Timberlake, según el reporte elaborado por Forbes.

El ex integrante de ’NSYNC ha acumulado 44 millones de dólares, gracias, entre otras cosas, a sus dos discos como solista (Justified y FutureSex/LoveSounds) y a tres restaurantes que posee en propiedad.

Si la música no es lo único que ha llevado a Beyoncé y Timberlake a amasar esas fortunas, el deporte tampoco es la única explicación para entender que los deportistas ocupen casi la mitad de las diez mayores fortunas del mundo.

Encabeza a los atletas el jugador de la NBA Kobe Bryant, con 39 millones de dólares, que parece haberse recuperado de aquellas acusaciones de agresión sexual que le hicieron perder hace tres años todos los contratos publicitarios con compañías como McDonald’s, y vuelve a ganar dinero con la publicidad.

Le siguen el también jugador de la NBA LeBron James, con 38 millones, y el que fuera número uno del mundo del tenis, el suizo Roger Federer, con 35,2 millones de dólares. La actriz británica Keira Knightley, con una fortuna de 32,2 millones de dólares, se interpone entre estos deportistas; y la última atleta que ocupa un puesto entre los diez primeros, la tenista María Sharapova, que ha logrado 26,1 millones de dólares, principalmente por contratos publicitarios y no debido a sus logros deportivos.

El niño ya hombre de la exitosa saga cinematográfica Harry Potter, Daniel Radcliffe, ocupa el octavo puesto, con la suma de 25,1 millones de dólares, seguido de la estrella infantil de Disney, la cantante y actriz Miley Cyrus, con 25,1 millones de dólares. Cierran la lista las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen, que se hicieron famosas siendo solo unos bebés en la serie Un hogar casi perfecto, con 15 millones de dólares.