lunes, 27 de octubre de 2008

12 aeronaves están en el plan para renovar la flota nacional (fuente eluniverso.com seccion economia)

Gobierno pule con la CFN los créditos a los que podrán acceder Aerogal, Tame e Ícaro.

Con apoyo de la Corporación Financiera Nacional (CFN) se pretende renovar la flota aérea nacional, que en los próximos 18 meses dejará de recibir el subsidio de combustible.

Las autoridades de la CFN ya tuvieron un acercamiento con el presidente Rafael Correa para definir los posibles montos que se asignarán como créditos para doce aviones.

El subsecretario de Transporte Aéreo y Aeropuertos, Guillermo Bernal, se reunió esta semana con miembros de la corporación para definir cómo se asignarán los recursos.

Según Bernal, Aerogal tendría que modernizar ocho aviones de su flota: seis de ellos tipo Boeing 737 que comenzaron a operar entre 1979 y 1984 y dos Boeing 727 de 1979 y 1982, respectivamente. De estos, cuatro son propios.

Dentro de la renovación, Aerogal prevé ingresar al país cinco aviones nuevos: dos Boeing 757 y tres Boeing 737-300.

Tame debería modernizar dos aviones de los diez que posee: un Boeing 727-200 de 1978 y un Boeing 727 de 1980. La empresa tiene siete naves propias y tres alquiladas. César Naranjo, su presidente, aseguró que Tame completó el 80% de la renovación de su parque aéreo.

Ícaro tendría que renovar dos aviones Boeing 737, que operan desde 1980. La aerolínea dispone de cuatro aviones: tres propios y uno alquilado.

Bernal puntualizó que aún no se define si las líneas de crédito se destinarán a la compra de aerolíneas o a su alquiler.

“No hay un costo para internar los aviones y se les va a ayudar con los préstamos, por tanto no hay razón para decir que el Gobierno está en contra de algo.
Queremos que las compañías se mantengan competitivas y que el Estado disminuya el subsidio y se baje la contaminación”, dijo Bernal.

Guido Saltos, presidente de Ícaro, se mostró contrario a la versión del Régimen de que el subsidio signifique $ 132 millones anuales y presentó cifras de Petrocomercial, que revelan que este rubro es de $ 68 millones en lo que va del 2008.

No anticipó si habrá un efecto en las tarifas de darse el retiro del subsidio, pero explicó que pasajes de distancias similares a Quito-Guayaquil en EE.UU. cuestan $ 250 y $ 300 solo de ida, sin subsidios.

El alquiler de un Airbus 320 de cuarta generación para 150 pasajeros, según fuentes del sector, cuesta entre $ 200 mil y $ 300 mil al mes, y comprarlo, más de $ 50 millones.