martes, 30 de septiembre de 2008

Resultados oficiales: el no ganó en Guayaquil con el 46,97% de los votos

Escrutado el 100% de las urnas en esta ciudad, el no obtuvo el 46,97% de los votos frente al sí que alcanzó el 45,68%, es decir, un 1,29% más.

Quito, AFP

El Gobierno perdió la cerrada disputa con la oposición de Guayaquil en el referendo del domingo con 45,68% del sí frente al 46,97% del no promovido por ese bastión de la derecha, anunció la autoridad electoral.

Escrutado el 100% de las urnas en esta ciudad, los opositores a la nueva Carta Magna sacaron una ventaja de 1,29%, donde el domingo el presidente Rafael Correa se anticipó a cantar un triunfo tras advertir sobre el surgimiento de un foco de desestabilización y separatismo en esa urbe.

Guayaquil, motor de la economía ecuatoriana, es la ciudad que concentra la mayor cantidad de electores (casi 1,6 millones de los 9,7 millones), seguida de Quito (con alrededor de 1,5 millones).

El no triunfó también en el vecino sector de Samborondón, donde viven los 'pelucones' (millonarios) y 'aniñados' -como tilda el presidente socialista a sus detractores guayaquileños.

La Carta Magna fue rechazada en esa zona con un 47,9% de los sufragios contra 44,2% del Sí, según los datos divulgados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La Constitución promovida por Correa fue aprobada por un 64% de la votación a nivel nacional, cuyo escrutinio alcanzó el martes un 98,6%. El No suma 28,1% en todo el país.

Cuando los votos nulos alcanzan un 7,2% y los blancos 0,7%, la propuesta requería la mitad más uno del total de votos para convertirse en la vigésima Constitución de Ecuador.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, criticó al gobierno por anticiparse a proclamar la victoria, renovando de paso sus advertencias de que si la Constitución es rechazada en esa ciudad -la más poblada y próspera de Ecuador- “tendrán que respetar su modelo autonomista”.

Correa, por su parte, teme que el revés en Guayaquil lo enfrente a una resistencia como la que desafía a su aliado boliviano Evo Morales en Santa Cruz.