martes, 29 de abril de 2008

Congelan tejido ovárico de dos niñas con cáncer para que puedan ser madres (fuente 20minutos.es)

EFE. 29.04.2008 Se encuentran entre las primeras 200 mujeres que se han sometido a esta técnica pionera.
La intervención se ha realizado en el Hospital Peset de Valencia, único centro acreditado en España.
El tejido puede estar congelado entre 15 y 20 años.

Dos niñas de 11 años enfermas de cáncer se encuentran entre las primeras 200 mujeres que se han sometido a la técnica pionera de extracción de tejido ovárico para preservar su capacidad de ser madre una vez superada la enfermedad. La intervención ha tenido lugar en el Hospital Peset de Valencia, único centro acreditado en España para realizarla.
Las menores, que padecen un linfoma de hodgkin, oyeron hablar de esta técnica novedosa y solicitaron en el Peset someterse a este método. Consiste en extraer la corteza del ovario, que se traslada al Centro de Transfusión, donde se encuentra el banco de tejidos y se congela. Cuando la mujer haya superado la enfermedad y desee ser madre se descongela y se le implanta de nuevo.


Cuando la mujer haya superado la enfermedad y desee ser madre se descongela y se le implanta de nuevoEl tejido puede estar congelado entre 15 y 20 años, pero la duración del implante, que se realiza por laparascopia y anestesia epidural, "no es eterna" sino que tiene una efectividad garantizada de cinco años. Así lo informó la responsable del programa de preservación de la fertilidad en pacientes oncológicas, Mariía Sánchez.
Por ello, no se prevé realizar el implante a esta menores hasta que una vez hayan cumplido los 18 años manifiesten su voluntad de ser madres.


Al igual que estas niñas, hasta el momento unas 200 mujeres se han sometido a esta técnica de extracción, de las que a un total de cinco ya se les ha implantado el tejido. En cuatro de estas cinco ya están funcionando sus ovarios y tres tienen ya menstruaciones regulares.

Un mínimo de dos años desde la extracción

En los próximos meses se espera que aumente el número de peticiones de implante, ya que debe transcurrir un mínimo de dos años desde la extracción para asegurar que haya concluido el tratamiento de quimioterapia, así como el periodo de seguridad. Por ello, el rango de edad del programa se sitúa entre los 11 y los 39 años.

No obstante, esta técnica se desaconseja en los casos de leucemia por el peligro de reintroducir células malignas, apuntó Sánchez, aunque destacó que precisamente están llevando a cabo una línea de investigación para solventar este problema.