lunes, 21 de abril de 2008

Bo Derek, la diez de los 80s compro un penthouse en Playas , Ecuador (fuente eluniverso.com seccion en escena )

Posó varias veces para la revista Playboy, y dice que nunca se ha hecho una cirugía, mas no critica a las que se las hacen.

El sábado pasado, después de ver el condominio O’Mar (en construcción) en Playas, donde comprará un penthouse de más de $ 120.000, recibir un homenaje del Municipio local y atender el asedio de la prensa, la actriz estadounidense Bo Derek, famosa en los ochenta cuando protagonizó el filme 10, la mujer perfecta, concedió una entrevista a Diario EL UNIVERSO.

Eran las 15:00, ella sudaba a causa del ardiente sol que bañaba el restaurante La Ramada, donde estaba, pero pese a ello no dejaba de sonreír. Abrió sus ojos con admiración cuando le pusieron una ostra gratinada en la mesa. Después miró con afán a Faisel Baki, hijo de la presidenta del Parlamento Andino, Ivonne Baki, su amiga, para que empezara a traducir las preguntas que le íbamos a hacer.

¿Qué intereses la traen a Ecuador, aparte de comprar el penthouse?
El entusiasmo de mi amiga Ivonne Baki por Ecuador, que es contagioso.

¿Cuántas veces al año vendrá a Playas?
No sé, todo depende que tenga tiempo disponible, pero como vengo dos veces al año a Galápagos, me pasaré por acá. Playas me parece linda.

¿Qué fines tiene la cita con autoridades del país?
Lo principal es hablar de la importancia de preservar las islas Galápagos, entre ello tratar el problema de las aletas de tiburón.

¿En qué otras partes del mundo tiene propiedades?
Solo un rancho en California, donde vivo con mis caballos.

¿Su carrera de modelo y actriz se mantiene?
No, ja, ja, cada año se me hace más difícil conseguir algo.

¿Qué siente porque aún se la identifique como 10, la mujer perfecta?
Nunca me ha importado, pero sí me ha abierto puertas.

¿Qué es lo que más recuerda de aquel filme?
La gente con la que trabajé, el actor Dudley Moore y la actriz Julie Andrews.

¿Realmente era una chica 10?
Todo fue magia de hollywood, pero era casi igualita (ríe).

¿En qué considera que es una 10?
No, no sé.

Usted que fue catalogada como símbolo sexual, ¿cómo ve a las que se les dice hoy así, pero que fueron moldeadas por cirujanos?
No, no estoy para juzgarlas, ellas sabrán por qué.

¿Se ha hecho alguna cirugía plástica?
No, obviamente.

Su esposo John Derek, quien falleció hace casi diez años, ¿tuvo alguna influencia en su vida profesional?
No tanto en mi carrera, pero sí muchísimo en mi vida. Antes de él yo ya tenía una carrera exitosa. Muchos piensan que él hizo mi primera película (Orca), pero no es así.

¿Por qué no se ha vuelto a casar?
Todavía no, me casé con John cuando yo solo tenía 16 años. Ahora es el momento para que siga soltera, disfrute de la soltería que no tuve antes.

Cuando termine su visita al país, ¿adónde irá?
A Estambul (Turquía) para asistir a la Fórmula Uno, y a Beijing (China) para tratar temas del medio ambiente.