viernes, 22 de febrero de 2008

Tres millones y medio de ecuatorianos afectados por inundaciones

QUITO | EFE


Tres millones y medio de personas, la cuarta parte de la población total de Ecuador, están afectadas por las mayores inundaciones en el país en la última década, informó el Ministerio Coordinador de Seguridad Interna y Externa.

Lorena Cajas, asesora del Ministerio, precisó que los evacuados son 265.000 y que hoy esperan conocer la cifra exacta de las personas que se encuentran en los 173 albergues instalados en las provincias costeras de Guayas, Los Ríos, El Oro y Manabí, las más afectadas, aunque adelantó que podrían ser alrededor de 60.000.

Aunque las cifras de víctimas es preliminar y hay diferencias entre distintas fuentes, la Defensa Civil señaló ayer que los fallecidos ascienden a doce.

Además, las pérdidas en el campo son enormes y solo en las cuatro provincias más afectadas suman unas 100.000 hectáreas de cultivos diversos y miles de cabezas de ganado.

Las infraestructuras viales se encuentran muy dañadas y también las de electricidad y teléfono, lo que ha dejado incomunicadas amplias zonas rurales.

Algunas áreas urbanas en ciudades importantes como Chone, en Manabí, o la capital de El Oro, Babahoyo, están anegadas en la mayor parte de su extensión.

El presidente de la República, Rafael Correa, sobrevuela hoy zonas afectadas por las inundaciones de las provincias de Guayas y Los Ríos para evaluar los daños y pernoctará en Babahoyo, en cuya zona se ha producido el mayor número de fallecidos en estas inundaciones.

Mañana, el Jefe del Estado realizará su cadena radial desde la población de Catarama, en la provincia de Los Ríos, y proseguirá los sobrevuelos en helicóptero por la provincia de Manabí.

Desde el martes, cuando Correa declaró la emergencia por las inundaciones en todo el país y encargó la coordinación del socorro a las Fuerzas Armadas, se han movilizado en total unos 2.000 militares, según dijo a Efe una fuente del Ministerio de Defensa, que señaló que hay también 2.000 policías en estas misiones.

El decreto de emergencia incluye la movilización militar, civil y económica así como la requisa de los medios necesarios para afrontar la situación y salvar a las personas, recuperar las infraestructuras públicas y rescatar los bienes privados.

La primera ayuda internacional para los afectados por las inundaciones en Ecuador llegó ayer de Argentina, en un avión con 17 toneladas de medicamentos, vituallas, carpas y mantas, mientras se esperan nuevos cargamentos de Venezuela, EE.UU., Japón, España y Perú.

Por su parte, el Ministerio de Economía ha anunciado que transferirá 535.000 dólares a la Defensa Civil para que pueda proseguir sus labores, dijo a Efe una fuente de este organismo.

A principios de esta semana, Correa dispuso la transferencia de 25 millones de dólares a organismos locales de las zonas afectadas para hacer frente a los efectos de las lluvias.

Las lluvias, que han arreciado en los pasados seis días en la costa y la sierra ecuatoriana no se detendrán hasta finales de marzo en la zona andina y hasta abril en la costa, dijo a Efe un técnico del Instituto Nacional de Meteorología en Hidrología (Inamhi).