jueves, 21 de febrero de 2008

Fuerte sismo en el estado de Nevada

WASHINGTON, Estados Unidos | AFP


Un fuerte sismo sacudió este jueves a Nevada y otros estados del oeste de Estados Unidos, dañando algunos inmuebles y rompiendo tubos de agua y gas, informó el Centro Nacional de Información de Sismos.

El sismo de 6,0 grados de magnitud se produjo a las 06H16 locales (14H16 GMT) a una profundidad de 10 kilómetros. Su epicentro se situó a 17 kilómetros de la ciudad de Wells (Nevada), dijo el Instituto.

Una operadora telefónica de la oficina del Sheriff de Wells dijo que tenían reportes de daños en edificios y conductos de gas, pero no había hasta ahora informes de víctimas.

"Hubo daño estructural en edificios, que todavía está siendo calculado, y tenemos informes de colapsos de chimeneas, y tuberías de gas y agua rotas", dijo a la AFP la operadora policial de Wells, que tiene unos 1.300 habitantes.

Un sismólogo del Centro de Sismos en Denver, Colorado, dijo que el sismo fue sentido a cientos de kilómetros del epicentro, pero no causó demasiados daños debido a que ocurrió en un lugar remoto, no habitado.

Inicialmente, el Centro informó que el sismo tuvo 6,3 grados de magnitud de momento, pero luego la redujo a 6,0.

El Centro indicó que el sismo fue sentido a 244 al este, en Salt Lake City, en el vecino estado de Utah, así como en Boise, Idaho, a unos 300 km al norte del epicentro.

Para medir la fuerza de un sismo, el Instituto Geofísico usa la "magnitud de momento", directamente relacionada a los parámetros del temblor (superficie y cantidad de energía liberada sobre la falla). Sobre esta escala abierta, un sismo que alcanza una magnitud de 6 grados es considerado fuerte.