martes, 18 de diciembre de 2007

No hay evidencia nuevas medicinas osteoporosis funcionen mejor (fuente el universo.com seccion vida )

WASHINGTON, Estados Unidos | REUTERS


Investigadores del Gobierno de Estados Unidos dijeron el lunes que no hay evidencia que demuestre que un grupo de medicamentos contra la osteoporosis funcione mejor que otros fármacos diseñados para combatir la enfermedad que debilita los huesos.

Pero algunas elecciones pueden causar graves efectos secundarios como coágulos sanguíneos, reportó la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica (AHRQ, por su sigla en inglés), que financió el estudio.

El equipo de la Rand Corporation en California comparó seis medicamentos de la clase conocida como bisfosfonatos.

Los fármacos eran Fosamax de Merck & Co Inc MRK.N, conocido genéricamente como alendronato; Zometa o ácido zoledrónico de Novartis AG NOVN.VX junto a su pamidronate o Aredia; etidronato de Procter & Gamble PG.N, vendido bajo el nombre de Didronel, así como Actonel o risedronato de P&G; y Boniva o ibandronato de GlaxoSmithKline PLCs GSK.L.

El reporte también revisó la efectividad del estrógeno, una hormona fabricada en el laboratorio llamada calcitonina, el calcio, la vitamina D, la testosterona, la hormona paratiroidea y de los medicamentos moduladores selectivos de estrógeno receptor como raloxifene.

En la investigación, publicada en Annals of Internal Medicine, los investigadores dijeron que no pudieron encontrar suficiente evidencia que demostrara que los bisfosfonatos previenen mejor las fracturas que el estrógeno, la calcitonina o el raloxifene.

Pero el estrógeno y el raloxifene pueden tener serios efectos secundarios como apoplejías, coágulos sanguíneos en los pulmones o sangramiento en el útero.

El reporte también descubrió que muchos pacientes de osteoporosis dejan de tomar sus medicamentos, algunos debido a los efectos secundarios y otros porque no notan los síntomas de la enfermedad. Esos pacientes tiene un mayor riesgo de fractura de los huesos, dijeron los expertos.

No existe suficiente evidencia para determinar cómo se compara el efecto del ejercicio o de recibir dosis de testosterona con el de los medicamentos en la prevención de fracturas relacionadas con la osteoporosis, dijeron los investigadores.

"En tanto los estadounidenses vivan más, la osteoporosis tendrá un impacto mayor en la salud y en la calidad de vida", dijo en un comunicado la doctora Carolyn Clancy, directora de la AHRQ. "Este reporte ayudará a los proveedores de los servicios de salud y a los pacientes a entender lo que sabemos realmente y lo que no sabemos, acerca de la variedad de tratamientos disponibles".

La osteoporosis afecta a unos 44 millones de estadounidenses. Casi la mitad de las mujeres de 50 años o más tendrá una fractura de huesos debido a la osteoporosis.