martes, 18 de diciembre de 2007

Proyecto de ley tributaria ecuatoriana acumula críticas

QUITO | AP


El proyecto de reforma tributaria enviado por el ejecutivo a la Asamblea generó este martes fuertes críticas de diversos sectores que incluso llamaron confiscatoria a la iniciativa.

En la propuesta constan nuevos tributos a artículos suntuarios, el 1% de impuesto a la salida de capitales, suprimir el impuesto del 15% a algunos servicios de telecomunicaciones y subir el impuesto a la renta para las personas naturales cuyos ingresos anuales superen los 70.000 dólares, entre otros.

El presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Blasco Peñaherrera, señaló que es una impuestomanía para financiar lo que no es financiable, la irresponsabilidad en el gasto fiscal, un caso concreto en América Latina es Venezuela.

Añadió que incrementar impuestos a quienes más tienen hace que Ecuador sea menos interesante para los agentes económicos nacionales e internacionales ... (ellos) pensarán si es conveniente y rentable seguir haciendo negocios en nuestro país, y pensar en alternativas como cerrar negocios o dedicarse a otras actividades.

El presidente de la Asociación Ecuatoriana de la Industria Automotriz, Diego Vaca, señaló que un vehículo paga el 57% de tasas de impuestos para ingresar al país, (con el nuevo esquema) llegaría a pagar hasta el 87% de impuestos.

El Director del Servicio de Rentas Internas, Carlos Carrasco, gestor del proyecto, dijo que con este proyecto lo que más va a subir es la recaudación de impuestos.

Tenemos la decisión política de cobrar a los evasores y de hacer pagar a aquellos que no están pagando, afirmó, y fijó la meta de recaudar 350 millones de dólares adicionales.

A través de la política tributaria esos ingresos serán redistribuidos... para la clase media ... y los pobres, expresó.

Sobre una tasa del 70% para las herencias, planteada por este proyecto el asambleísta del partido oficial Alianza País, César Rodríguez, afirmó que pensamos que es un tema que debería revisarse en función de los beneficiarios.