martes, 23 de octubre de 2007

"Iba borracho, ni me acuerdo de lo que pasó"

El joven Sergi Xabier M.M que agredió brutalmente a una menor ecuatoriana en el Metro de Barcelona justificó hoy su actuación ante los medios de comunicación alegando que iba borracho.

El joven Sergi Xabier M.M, de 21 años, que agredió brutalmente a una menor ecuatoriana en el Metro de Barcelona y fue detenido tras la grabación del hecho por una cámara de seguridad, justificó hoy su actuación ante los medios de comunicación alegando: "iba borracho, ni me acuerdo de lo que pasó"; además aseguró que nunca había tenido antes un comportamiento así. "Yo racista no soy", declaró en la puerta de su casa de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona), en donde vive con su abuela. Mientras, numerosas asociaciones han transmitido su apoyo a la chica de 16 años agredida, que sufre secuelas psíquicas. Así, 'SOS Racismo' ha convocado una manifestación contra estos hechos y 'Movimiento por la Intolerancia' pidió a la Fiscalía que el ataque sea tratado como un delito.
El acusado fue detenido ayer tras hacerse público el video de las cámaras de seguridad del Metro, en el que puede verse el momento del ataque a la menor a quien Sergi Xabier M.M pega una patada en la cabeza, un puñetazo en la cara y le da un pellizco en el pecho. Al parecer, el joven cuenta con antecedetes por robo con intimidación y agresiones, sin embargo la gente de su pueblo dice que no puede creerse que el de las imágenes sea su vecino ya que lo consideran un buen chico.
Pero Sergi Xabier reconoció lo hechos, aunque insiste en todo momento en que su estado de embriaguez le impide recordar lo que pasó exactamente y por qué lo hizo. "Creo que venía de un bar, pero no me acuerdo de eso, me voy a acordar de lo del tren", explicó en declaraciones recogidas por Otr/press. "Cuando tú vas borracho no sabes lo que haces, depende de cómo vayas. Yo ni me acuerdo casi", recalcó. Sin embargo muchos dudan de su estado ya que como puede verse en el video el joven no pierde el equilibrio en ningún momento durante la agresión ni da muestras aparentes de embriaguez.
En su intervención se mostró en todo momento susceptible con la prensa a quien acusó de mentir en sus informaciones. "Me dan vergüenza las imágenes, pero también las cosas que estais diciendo de mi, que la mitad son mentira", dijo el agresor quien apuntó: "yo racista no soy; nunca había tenido una reacción ni racista ni nada, nunca". Por eso dice que se quedó sorprendido la primera vez que vió las imágenes, "lo único que pensaba es que se me fue mucho la olla", explicó.
DISCULPAS A LA MENOR
En ningún momento se mostró arrepentido de lo ocurrido aunque sí declaró que la chica "no se merecía" lo que le hizo y que "si se da la ocasión" hablará con ella para pedirle perdón. "Me sabe mal por mi abuela y por la chica", explicó. Preguntado por la celebración del juicio sobre el caso dijo: "Pues claro que me siento responsable, la culpa es mia, ¿no?, concluyó.
Mientras son muchas la asociaciones contra el racismo y de ayuda a los inmigrantes los que han enviado un mensaje de apoyo a la menor agredida, que según su familia no puede salir de casa desde los hechos que tuvieron lugar el pasado 7 de octubre. Así, 'SOS Racismo' ha convocado una manifestación en contra de las agresiones por motivos raciales, a raíz de estos hechos, mientras que 'Movimiento contra la Intolerancia' pidió a la Fiscalía que el ataque sea tratado como un delito. Además, pidió una Fiscalía específica contra la xenofobia, el racismo y los delitos de odio.
Esta organización denuncia también que éste es sólo uno de los más de 4.000 ataques que se producen en España. En ste sentido, añadieron mediante un comunicado que "todas las comunidades autónomas sifren un crecimiento de la intolerancia xenófoba que se extiende a aspectos culturales, étnicos y religiosos", un hecho que hace crecer la "hostoilidad contra la inmigración".
Europa Press