martes, 30 de octubre de 2007

El nuevo edificio ofrecerá facilidades a miles de usuarios

El remodelado terminal contará con señalética, boletos electrónicos y cuatro salas de espera.

Alrededor de 122 mil personas utilizan a diario la terminal terrestre Jaime Roldós Aguilera de Guayaquil.

Ese número aumenta en días de feriado a 190 mil usuarios, por lo que se privilegió la circulación peatonal en la remodelación de la estructura, según Xavier Chávez, gerente de la Fundación Terminal Terrestre, que administra la estación.

Dentro del edificio se han colocado señaléticas que servirán como guía del usuario, todas en lenguaje sencillo y con las indicaciones básicas de lo que necesitan las personas que están en la estación, dijo Chávez.

“Las indicaciones muestran la ubicación de baños, áreas comerciales, elevadores, escaleras, entre otros servicio disponibles”, indicó.

Los usuarios que lleguen de otras provincias desembarcarán en la planta baja, mientras que los buses que se dirijan a otros cantones del Guayas y del Ecuador saldrán de los andenes ubicados en los dos pisos superiores.

Las unidades de las cooperativas intercantonales partirán de la primera planta alta y las unidades interprovinciales del segundo piso. Esta distribución se determinó en un estudio que señaló que es más fácil para el usuario una circulación vertical, según Chávez.

En total la estación tiene 112 andenes, estos contarán con sensores que indicarán cuando estén ocupados o vacíos, el tiempo de espera que tienen hasta la siguiente salida y si esta se dio a la hora indicada. Estos datos serán enviados al centro de operación de transporte.

Allí los operadores verán por la pantalla de su computador todo el movimiento, número de usuarios, placas y cooperativas a través de las cámaras de seguridad.

“Este sistema sirve para un ordenamiento del tránsito y una debida coordinación de buses y personas”, señaló el funcionario de la entidad.

Agregó que esto es utilizado en la terminal terrestre provisional y es una forma de controlar que los buses de las diferentes cooperativas cumplan con sus frecuencias.

Los pasajeros que tengan que esperar la salida del bus que los llevará tendrán “cuatro grandes salas en cada piso, en los extremos del edificio”, indicó el gerente de la fundación, cada una con 700 asientos y con capacidad para más de mil personas.

El pago de la tasa de diez centavos por abordaje también cambiará en la nueva terminal , pues ya no se hará de forma manual sino que estará incluido en el costo del pasaje, el cual será un boleto electrónico que tendrá un código de barras y será digitalizado por un lector ubicado en los torniquetes.

También será automático el pago de la tasa de parqueo de buses, taxis y camionetas. A la salida de cada estacionamiento se construyeron peajes por donde salen los vehículos, en el techo de cada estructura están ubicados los lectores de las tarjetas electrónicas que tendrá cada carro en el parabrisas, allí se descontará ese valor.

El área de parqueo para taxis y camionetas estará frente a la ría, a un costado de la terminal. Este sector es utilizado a diario por 4.287 carros.

Agregó que se continuará con las campañas de limpieza hacia pasajeros y transportistas.

LO QUE FALTA

Hospital
El terreno de la terminal provisional lo adquirió la Junta de Beneficencia, allí construirá un centro médico.

Hotel
Sobre el área de parqueo de taxis y camionetas se construirá un hotel para facilitar el acceso al transporte de alquiler.

Edificio de parqueo
En el 2008 está previsto que se inicie la construcción de un edificio de parqueo con capacidad para mil vehículos livianos.

Encomiendas
En esta etapa está planificada la edificación de una terminal de carga y encomiendas.

Estación de servicio
Gasolinera y mantenimiento de buses en la terminal.

Financiamiento
A excepción del hospital, la fundación busca financiamiento para los proyectos.