martes, 27 de octubre de 2009

Sexo, alcohol y obesidad, entre mayores asesinos del mundo: OMS

Fuente :http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTASIE59Q1IW20091027?pageNumber=2&virtualBrandChannel=0


LONDRES (Reuters) - Combatir apenas cinco factores sanitarios previene millones de muertes prematuras e incrementa la expectativa de vida casi cinco años, informó el martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La mala nutrición infantil, el sexo inseguro, el consumo de alcohol, la mala salubridad e higiene y la presión arterial elevada son culpables de alrededor de un cuarto de los 60 millones de muertes prematuras que se producen en el mundo cada año, indicó la agencia de Naciones Unidas en un informe.

Pero mientras que no contar con los alimentos nutritivos suficientes es un gran riesgo para la salud de las personas de los países pobres, la obesidad y el sobrepeso implican aún un peligro mayor en las naciones más adineradas, por lo que ambas dolencias causan más muertes a nivel global que el bajo peso.

"El mundo enfrenta ciertos riesgos sanitarios amplios y expandidos", señaló la OMS en su reporte Riesgos Globales para la Salud. La entidad examinó 24 factores de riesgo importantes y dijo que reconocerlos y evaluarlos ayudaría a los políticos a delinear estrategias para mejorar la salud.

"A medida que la salud mejora, las ganancias pueden multiplicarse", indicó la agencia. "Reducir la carga de enfermedad en los pobres aumentaría los niveles de ingreso, lo que terminaría ayudando a disminuir las inequidades sanitarias", añadió.

El informe advirtió que aunque algunos factores de riesgo para la salud importantes -como el tabaquismo, la obesidad y el sobrepeso- suelen asociarse con los países de altos ingresos, más de tres cuartos de la carga global total de enfermedades que causan actualmente se producen en naciones en desarrollo.

"Los riesgos para la salud están en transición: las poblaciones están envejeciendo sin poder combatir a las enfermedades infecciosas; al mismo tiempo, los patrones de actividad física y alimentación, consumo de alcohol y tabaco están cambiando", agregó la OMS.

"Comprender el papel de estos factores de riesgo es importante para desarrollar estrategias claras y efectivas para mejorar la salud global", señaló la entidad con sede en Ginebra.

La agencia indicó que los principales riesgos mortales son: la presión arterial elevada (responsable del 13 por ciento de las muertes mundiales), el uso de tabaco (con el 9 por ciento), la glucosa alta (el 6 por ciento), la inactividad física (el 6 por ciento) y la obesidad y el sobrepeso (el 5 por ciento).

Estos factores aumentaron el peligro de desarrollar dolencias crónicas y algunos de las mayores causas de muerte, como enfermedad cardíaca, diabetes y cánceres, y afectaron "a países de todos los grupos de ingreso -altos, medios y bajos", agregó la OMS.

La entidad señaló que su estudio, que empleó datos del 2004 (últimos disponibles), mostró cómo la salud se estaba "globalizando" y alertaron que los países en desarrollo están enfrentando ahora una doble carga de riesgos para la salud.

"Los países más pobres aún enfrentan una elevada y concentrada carga debido a la pobreza, la desnutrición el sexo inseguro, la falta de agua potable y salubridad", indicó la

OMS.

"Al mismo tiempo, los factores de riesgo dietarios para la presión y el colesterol altos y la obesidad, junto con la actividad física insuficiente, son responsables de un incremento en la proporción de carga total de enfermedad", añadió la agencia.

La OMS dijo además que si los riesgos señalados en el informe no hubiesen existido, la expectativa de vida habría sido en promedio casi una década mayor en el 2004 para toda la población global.