martes, 1 de septiembre de 2009

Clinton recibirá a Zelaya, EEUU puede cortar ayuda

WASHINGTON (Reuters) - La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, planea reunirse el jueves con el depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya, dijo el Departamento de Estado mientras Washington debate cortar formalmente la ayuda al Gobierno de Tegucigalpa.

A pesar de la condena mundial al golpe de Estado del 28 de junio contra Zelaya, quien fue sacado a la fuerza del país en un avión militar en la madrugada de ese día, el Gobierno interino que preside Roberto Micheletti ha dicho que resistirá las presiones de los que han exigido su renuncia.

Micheletti ha rechazado hasta ahora las propuestas presentadas por el presidente de Costa Rica y mediador, Oscar Arias, que habrían permitido a Zelaya volver al poder antes de las elecciones programadas para noviembre en la pobre nación centroamericana.

Las conversaciones de Clinton en Washington con Zelaya, un adinerado terrateniente que se inclinó hacia la izquierda después de asumir el poder, tendrán lugar en el contexto de un extendido debate dentro del Gobierno estadounidense sobre si fue depuesto por militares.

Bajo la ley de Estados Unidos, si se determinara que los militares lo sacaron del cargo, Washington estará obligado a suspender la ayuda al Gobierno en cuestión.

El Gobierno de Estados Unidos ya suspendió unos 18 millones de dólares en ayuda a Honduras.

Pero, según el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, el nicaragüense Miguel D'Escoto, el Gobierno del presidente Barack Obama no ha hecho lo suficiente para sofocar a los golpistas en Honduras.

"Estados Unidos puede hacer más", dijo el ex diplomático sandinista a periodistas durante una visita a La Habana.

"Yo le tengo mucho respeto, le tengo mucho cariño. Yo pido a Dios porque anime y refuerce al presidente Obama, pero estoy convencido de que no está haciendo todo lo que deberían y pueden hacer en el caso de Honduras", añadió .

Funcionarios estadounidenses señalaron que la Corporación del Desafío del Milenio, una entidad estatal que da fondos a países pobres con un registro de políticas sólidas, dispone de unos 135 millones de dólares en ayuda para Honduras que se verían afectados si Washington decide congelar su asistencia.