miércoles, 12 de agosto de 2009

Y yo con estos pelos!

Estamos de acuerdo, no es precisamente la mejor foto de Salma Hayek pero no podréis negar que es cuanto menos curiosa. Y no, no es que la actriz haya olvidado pasarse la cuchilla por la mañana ni nada por el estilo, la explicación a tan prominente vello facial lo encontramos en su nueva película en la que ha sido necesaria caracterizarla de esta manera.

Como habréis podido imaginar la actriz mexicana interpreta a ‘la mujer barbuda' en la nueva cinta de Paul Weitz titulada "Cirque du Freak" (que llegará a España con el horroroso título de "El circo de los extraños").

Merece la pena comentar el argumento de la película, que parece bastante original. La historia gira en torno a un adolescente que acaba de ser mordido por un vampiro. Inmerso en un mundo nuevo y oscuro y provisto de unos poderes asombrosos el joven decide unirse a un circo ambulante, un espectáculo poblado de criaturas monstruosas donde deberá aprender a sobrevivir.

Esta es la primera cinta en la que Salma aparece tras haber dado a luz a su hija Valentina, fruto de su relación con el empresario francés François-Henri Pinault.

Lo cierto es que la difusión de estas fotos no ha hecho ningún bien a la popularidad de la bellísima actriz en su país, en el que hace unos años se especuló con que era lesbiana. Pese a que estos rumores eran bastante improbables se llegó incluso a preguntar a nuestra Penélope Cruz, gran amiga de la Hayek, sobre su relación tras el rodaje de "Bandidas". Sobra decir que Pe desmintió que su interés en la protagonista de "Frida" llegara a esos extremos.

En definitiva, los amantes del cine fantástico y los fans incondicionales de la actriz deberían seguir muy de cerca esta singular producción, que llegará a los cines en 2010.



¿Qué te parece la foto? ¿Es demasiado insólita u os parece bien que se atreva a lucir una caracterización tan extravagante? Por mi parte me parece fenomenal, pues ya que sus encantos están fuera de toda duda nunca está de más tomarse las cosas con un poquito de sentido del humor.