lunes, 24 de agosto de 2009

Reader's Digest solicita protección por bancarrota

Reader's Digest Association Inc., la cual publica la icónica revista de interés general que comenzó a aparecer en los hogares en 1922 y ahora tiene 130 millones de lectores en el mundo, presentó el lunes una solicitud de protección por bancarrota al caer su circulación impresa en la era de internet y aproximarse el vencimiento de algunas deudas.

Conocida por sus historias reconfortantes sobre la vida estadounidense mientras otras publicaciones abordaban contenidos de mayor vanguardia, la revista Reader's Digest, insignia de la compañía, ha sufrido la caída de circulación en Estados Unidos de un máximo de 17 millones en la década de 1970 a sólo poco más de ocho millones el año pasado.

Los problemas de la editorial se amplían más debido a un desplome de anuncios publicitarios que ya ha ocasionado el cierre de varias revistas de renombre, incluidas Conde Nast's Portfolio, Domino y Blender.

Pero la directora de Reader's Digest, Mary Berner, ha dicho que la disminución en páginas de anuncios para las revistas estadounidenses de la compañía ha sido de menos de 6% hasta las ediciones de septiembre.

El hecho de que la revista esté dirigida al público en general, incluido el de clase media, en lugar de que tenga una dependencia alta en un mercado de lujo o alto ingreso, le ha sumado atracción para los anunciantes en una recesión que ha lastimado a muchos medios impresos.

Berner señaló que la compañía tuvo varios proyectos exitosos, como la revista Everyday with Rachael Ray y el sitio de cocina en internet AllRecipes.com. La ejecutiva, sin embargo, citó problemas con dos empresas con desempeño menor al esperado que la compañía acordó vender el año pasado: Books Are Fun Ltd., la cual promueve libros en eventos y ferias especializadas, y QSP, que apoya con recaudación de fondos para escuelas y grupos de jóvenes.

No obstante, la debilidad en el rubro de anuncios, la caída en la circulación y una montaña de deuda generaron la tormenta perfecta que derivó a que la compañía de capital privado solicitara protección por quiebra. El movimiento era esperado después de que la empresa dijo la semana pasada que había llegado a un acuerdo con la mayoría de sus acreedores.

Reader's Digest señaló que la declaratoria de quiebra previamente acordada, la cual sólo afecta las operaciones en Estados Unidos, otorgaría a los acreedores en propiedad 92,5% de la compañía a cambio de reducir su endeudamiento a 550 millones de dólares, de 2.200 millones.

La presentación de la solicitud fue aprobada por más de 80% de los acreedores asegurados de la empresa, lo cual es crucial para una salida rápida de la protección por bancarrota.