lunes, 27 de julio de 2009

Zelaya dice que en Honduras preparan "mercenarios" para asesinarlo

El derrocado presidente Manuel Zelaya, que permanecía hoy en una ciudad de Nicaragua cerca de la frontera con Honduras, denunció que el gobierno de facto de su país pretende "enviar mercenarios" para atentar contra su vida.

Nicaragua, DPA

El derrocado presidente Manuel Zelaya, que permanecía hoy en una ciudad de Nicaragua cerca de la frontera con Honduras, denunció que el gobierno de facto de su país pretende "enviar mercenarios" para atentar contra su vida.

"Yo sé que ya hay órdenes de buscarme y asesinarme donde esté", dijo Zelaya la noche del domingo en una rueda de prensa en el hotel "Frontera" de la ciudad de Ocotal, a unos 40 kilómetros del límite con Honduras.

Señaló que en las fuerzas armadas hondureñas circula una consigna que dice "muerto el perro se acaba la rabia", en alusión al conflicto generado en Honduras tras su destitución y su decisión de retornar al país.

"En la cúpula de las fuerzas armadas (dicen) termínenlo, lo hubieran matado en la orden de captura que hicimos, cuando agarramos su casa a balazos, porque ahora todo este problema que estamos teniendo es porque a 'Mel' lo dejaron vivo", comentó.

Zelaya dijo tener una lista de "diez grandes empresarios" que "financiaron el golpe" de Estados del 28 de junio pasado, "Hice un documento con nombres y apellidos, y muchos de ellos saben que los conozco, porque si a mí me pasa algo", afirmó el depuesto mandatario.

Numerosos periodistas extranjeros aguardaban este lunes en Ocotal, 220 kilómetros al norte de Managua, ya que se cree que Zelaya podría viajar otra vez al puesto fronterizo de Las Manos para intentar ingresar a Honduras.

Zelaya tampoco ha confirmado si viajará mañana martes a Estados Unidos para reunirse con la secretaria de Estado Hillary Clinton, como se ha especulado en los últimos dias.

El desplazado gobernante reiteró su llamado a los hondureños a permanecer "en resistencia" contra el golpe de Estado.

"Hemos resistido 28 días firmes y de frente, y no va a haber un solo segundo de descanso hasta que no hayan salido los usurpadores del poder y volvamos a establecer la democracia", subrayó.

"Le pido al pueblo hondureño que se mantenga firme. Yo estoy como los robles, firme en Nicaragua", insistió.