lunes, 27 de julio de 2009

Médico de Jackson trató de impedir labor de paramédicos

Conrad Murray es investigado porque mostró una conducta extraña el día en que el Rey del Pop murió .

La semana pasada se supo que Conrad Murray, el médico particular de Michael Jackson, es uno de los principales sospechosos en la muerte del Rey del Pop, y hoy trascendió que obstaculizó la labor de los paramédicos para salvar al cantante.
El día que Jackson murió, Murray se encontraba en su casa y los paramédicos que acudieron al llamado de emergencia aseguran que el médico presentó una conducta bastante "extraña", informó la página tmz.com.

Fuentes policiales declararon a dicho sitio web que una de las teorías por las que está bajo investigación Murray es porque se piensa que administró Propofol al cantante, luego dejó la habitación donde éste se encontraba, y después lo halló muerto.

Uno de los paramédicos relató que cuando llegaron a la mansión de Jackson, el cantante tenía un suero en su brazo, mientras que otra bolsa estaba cerca junto a una más, vacía. En la escena también se encontraba un tanque de oxígeno.

Al parecer, Murray se puso "difícil" con los paramédicos y estaba entrometiéndose e impidiendo la labor de los rescatistas.

De hecho, los paramédicos querían declarar la muerte de Jackson en su mansión, pero el doctor Murray insistió en que el cantante fuera transportado al hospital.

Una vez en Centro Médico UCLA y después de que Jackson estaba claramente muerto, Murray continuó con la reanimación cardiopulmonar, algo que pareció muy curioso al resto de los médicos.