martes, 14 de julio de 2009

EEUU gastará 884 mln dlrs más en vacuna para gripe porcina

WASHINGTON (Reuters) - El Gobierno federal de Estados Unidos gastará 884 millones de dólares para comprar más ingredientes y elaborar una vacuna para la gripe porcina H1N1, dijo el lunes el departamento de Salud y Servicios Humanos.

Las farmacéuticas Sanofi Aventis, GlaxoSmithKline, Novartis y la unidad Medimmune de AstraZeneca recibirán el dinero bajo los contratos existentes, precisó en un comunicado el HHS (por sus siglas en inglés).

El HHS ya había asignado 649 millones de dólares a la compra de vacunas elaboradas mediante el uso de virus H1N1 de gripe porcina, más 283 millones de dólares para la compra de coadyuvantes, ingredientes que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario y hacen que la vacuna funcione mejor.

"La medida que estamos tomando hoy proporcionará flexibilidad en un futuro programa de inmunización, si se recomienda un programa", dijo en un comunicado Kathleen Sebelius, secretaria del HHS.

El contrato otorga a Sanofi 61,4 millones de dólares para vacunas, 71,4 millones de dólares a Glaxo para su coadyuvante, 346 millones de dólares a Novartis para vacunas y 61 millones de dólares a Medimmune para su vacuna en spray nasal.

Previamente el lunes, la Organización Mundial de la Salud recomendó que todos los países compraran vacunas contra el virus H1N1. La nueva cepa de gripe ha causado la primera pandemia del siglo XXI, infectó al menos a un millón de personas y ocasionó la muerte de más de 400.

Asesores de Estados Unidos se reunirán este mes para decidir la necesidad de una campaña de vacunación para los estadounidenses.

Antes de octubre no estará preparada ninguna vacuna y las compañías se han quejado de que los virus que les han dado para elaborar vacunas no se desarrollan bien, lo que significa que pueden no ser capaces de producir tantas como habían esperado.

La semana pasada, Sebelius dijo que el Gobierno federal de Estados Unidos pagaría una campaña de vacunación contra la H1N1 pero indicó que era probable que buscara el reembolso de aseguradoras privadas.

La OMS dijo que los trabajadores de la salud deberían ser los primeros en ser vacunados para poder cuidar a los pacientes durante la pandemia.

Sebellius señaló que parecía que la campaña se centraría en los adultos jóvenes y niños mayores y en las personas con condiciones de salud subyacentes como asma y embarazo, que es más probable que desarrollen síntomas severos de la influenza.

La vacunación para la influenza estacional también comenzará como está programado en el otoño boreal y expertos ya han dicho que la vacuna para la H1N1 sería ofrecida en forma separada de la inmunización estacional.

Los ensayos en voluntarios humanos comenzarán en agosto para confirmar que la vacuna es segura y para determinar la dosis necesaria

Si las personas necesitan dosis más altas y dos vacunas, entonces menos gente podrá recibir el primer conjunto de vacunas.

El Gobierno de Estados Unidos está también almacenando y distribuyendo las drogas antivirales oseltamivir, vendida por Roche AG bajo el nombre comercial de Tamiflu, y zanamivir, vendida por Glaxo como Relenza, para tratar a las personas que enferman gravemente.