jueves, 30 de abril de 2009

La Ruta del Spondylus, un destino en el feriado del 1 de mayo

Caminar descalzo sobre la arena blanca en la playa Los Frailes resulta una sensación reconfortante. Y esta constituye una de las opciones con las que atrae al visitante la Ruta del Spondylus a su paso por Manabí. Son 350 km de playa desde Pedernales, norte, hasta Ayampe, sur.

Este destino también ofrece el avistamiento de las ballenas jorobadas, cuya temporada se prolonga entre julio y septiembre. Puerto López y Puerto Cayo son el punto de embarque para disfrutar de esas aventuras en alta mar.

Acantilados y ensenadas de arena blanca son los espacios para el desove de las tortugas carey.

Para quienes prefieren la caminata están los paseos por los bosques secos y de manglares como el de la isla Corazón, en el estuario del río Chone, en San Vicente. En esta se pueden observar grandes colonias de fragatas en un singular ritual de cortejo y apareamiento, sobre todo de los machos con su plumaje rojo y negro.

Esta zona también ofrece como opciones deportes náuticos, como paseo en banana, surf o buceo en aguas superficiales y profundas. Crucita es el escenario del parapente y Manta es uno de los balnearios más frecuentados.

Estas y otras alternativas se pueden encontrar a lo largo de la Ruta del Spondylus en Manabí, su nombre obedece al molusco, cuya relación está registrada incluso con pueblos costeros ancestrales de Ecuador.

Este destino fue lanzado el pasado 28 de octubre por el Ministerio de Turismo y cubre seis provincias de Ecuador e incluso se prolonga hasta Perú.

La mayoría de destinos en esta ruta cuenta con infraestructura hotelera adecuada y diversa, aparte de la gastronomía manabita que se basa en una variedad de mariscos. Aparte, la mayoría de vías está transitable.