jueves, 9 de abril de 2009

Colo-Colo empató en el último minuto a Liga

El gol de Liga fue de Jairo Campos, a los 48 minutos, con un certero cabezazo tras tiro libre de Damián Manso. Colo Colo empató a los 90+2, por un autogol de Claudio Bieler. Con eso, Liga sumó 4 puntos y está cerca de la eliminación.

Liga de Quito, el campeón reinante de América, empató por 1-1 al Colo Colo de Chile, en partido correspondiente al grupo 1 de la Copa Libertadores. El gol de Liga fue de Jairo Campos, a los 48 minutos, con un certero cabezazo tras tiro libre de Damián Manso. Colo Colo empató a los 90+2, por un autogol de Claudio Bieler. Con eso, Liga sumó 4 puntos y está cerca de la eliminación.

El empate fue un castigo para el equipo de Jorge Fossati, que evidenció el mismo problema de la Tricolor: falta de definición. El DT uruguayo quiso echar la culpa al juez Armamdo Archundia, quien fue una ametralladora de amarillas en la primera parte, pero la realidad es que Liga perdió al menos 10 ocasiones de gol mientras que Colo Colo, como Paraguay en las eliminatorias, aprovechó su opción y la metió.

Liga sufrió un primer tiempo muy duro, pues el rival, sin miedo a la altura, intentó encontrar el partido arriba, con Macnelly Torres repartiendo la pelota desde la mitad. El colombiano siempre buscaba a Lucas Barrios, el delantero argentino de perfil diestro que estuvo en duda hasta el último minuto, por una inflamación en el pie que cedió a punta de hielo.

El universitario Jairo Campos tuvo problemas para contener a Barrios, corpulento atacante que arrastró marca, quien al minuto 44 pudo anotar cuando dejó en el camino al arquero José Francisco Cevallos y quedó solo frente al arco. El zaguero Norberto Araujo bloqueó ese remate in extremis.

Pero quizás quien más brilló en Colo Colo, desde un punto de vista estratégico, fue el seleccionado Antonio Sanhueza, quien presionó al cerebro de Liga, el argentino Damián Manso, con quien protagonizó un duelo que tuvo fricciones. De hecho, el juez mexicano Armando Archundia saco la amarilla a Manso, por pelear con el chileno, al minuto 23.

Pese al celo con que Sanhueza lo perseguía, el ‘Piojo’ volvió a ser la mayor luz de la ofensiva de la ‘U’. A los 16, Manso se conectó con Neicer Reasco, a quien le cedió la pelota con un taquito que el lateral terminó arrojándolo a las tribunas, al quererlo cruzar.

A los 20, Manso volvió a asustar al arquero visitante, pero su remate se fue desviado, tras una gran corrida en la que burló a sus celadores. También hubo incisivos avances de Paúl Ambrosi y Néicer Reasco, pero ninguno llegó a tener precisión. Más acertado estuvo ‘Miney’ cuando propinó una patada a Barros que le costó una amarilla (30’). Ambrosi también fue pintado de amarillo (36’) por el mexicano, acusado de fingir una falta para buscar el tiro libre, algo en que los chilenos se cuidaron de no regalar.

En los últimos 15 minutos de la primera parte, Liga aumentó la presión y Colo Colo no fue tan preciso con la administración del balón. Así, llegaron los mejores momentos del campeón, con un Claudio Bieler veloz y punzante, pero sin la precisión para vencer al golero Christian Muñoz, quien en realidad nunca tuvo que volar. Tampoco pudo convencer aljuez de que un chileno lo trabó en el área y, más bien, ¡le sacaron amarilla! El público, ahora sí, la tomó contra el mexicano, quien se llevó un cargamento de insultos al camerino.

Para el segundo tiempo, Liga salió como un huracán. Metió al Colo Colo en su área y, tras dos minutos de bombardeo, llegó el tanto de apertura, por parte de Campos. 30 segundos después, Bieler casi conecta un centro y anota la segunda.

Colo Colo quiso reaccionar con el ingresó de Sebastián ‘Chamagol’ Gonzáles y, aunque Barrios estuvo por vencer a Cevallos a los 58’, Liga siempre fue más. Manso, a los 60 minutos, desparramó por su derecha a tres colocolinos pero su remate fue desviado al córner por Muñoz. El partido se volvió intenso, con errores en la entrega, desbordes por las bandas y jugadas de gol, casi todas de Liga. Sanhueza ya no era tan implacable con Manso. Cereceda ya no marcaba con el mismo oficio de antes. La presión de Liga, con un Patricio Urrutia mucho más ofensivo, al final, era determinante.

A los 66’, Campos casi vuelve a anotar de cabeza, tras un tiro libre de Manso. La pelota se paseó por la meta rival, ante el asombro del público, que a esas alturas aplaudía el notable esfuerzo de Liga por liquidar el pleito con un segundo tanto, que no llegó.

A los 90+2, un autogol de Claudio Bieler cerró el marcador final del partido. El empate fue un castigo que deja a Liga con respiración artificial en la Copa.