miércoles, 25 de marzo de 2009

Descubren enzima que pemitirá crear la primera tintura ecológica para el pelo

Expertos japoneses encontraron una sustancia, obtenida de los hongos, que altera el color del pelo sin dañarlo.

Un equipo de científicos japoneses encontró una enzima que podría ser clave en el futuro desarrollo de la primera tintura ecológica del mundo.

De acuerdo a la versión digital del diario español El Mundo, los expertos japoneses descubrieron una sustancia, obtenida de los hongos, que altera el color del pelo sin dañarlo, lo cual sería su principal ventaja frente a los productos convencionales, los cuales producen la desnaturalización y la descomposición de la queratina, proteína responsable de la salud del pelo.

"El empleo repetido de los tintes convencionales puede dejar el pelo sin brillo, sin vida y puede romperse con facilidad; además de irritar el cuero cabelludo y otras partes del cuerpo si se utilizan decolorantes del vello", afirma Kenzo Koike, el autor principal del estudio.

Frente a los efectos que causa el uso reiterativo de las tinturas, los especialistas de la Universidad de Kobe, en Japón, buscaron en la naturaleza algún compuesto que degradara la melanina, pigmento del cuerpo que da color, alterando el color del cabello sin dañarlo. Así encontraron esta sustancia ecológico, la cual permitirá mejorar los actuales productos reduciendo la cantidad de peróxido de hidrógeno y los daños capilares que conlleva.

Según los autores del estudio presentado en el Congreso Nacional de la Sociedad Americana de Química, esta enzima es capaz de descomponer la melanina de la misma forma que lo hace el peróxido de hidrógeno. Los expertos aclararon al mundo.es que esta sustancia que se obtiene de los hongos, es un tipo de peróxido de hidrógeno, pero que se requiere una pequeña cantidad para alcanzar el mismo resultado de las tinturas y coloraciones actuales.

Sin embargo y como explican los investigadores estos aunque estas tinturas menos agresivas están cada día más cerca, aún es complicado aplicarlas en productos comerciales. "Tenemos que profundizar más en estas cuestiones y conocer mejor el mecanismo de reacción con la enzima", concluye Kenzo Koike .