martes, 30 de diciembre de 2008

Si el precio del crudo se desploma a 17dólares será imposible salir de esta situación sin costo alguno: Correa

El Primer Mandatario dijo hoy que la crisis mundial será un desafío “peligroso” para el país. “No esperábamos que se desplome el precio del petróleo”, añadió.

Quito, AP

El presidente Rafael Correa evaluó el 2008 como “un buen año económico” y dijo hoy que la crisis mundial representará un desafío “peligroso” para la economía nacional en el 2009, principalmente por la drástica reducción del precio del petróleo.

“Hemos tenido un buen año económico... Ahora nos enfrentamos a un desafío mucho mayor, mucho más peligroso: la crisis internacional. No esperábamos que se desplome el precio del petróleo”, afirmó el mandatario a periodistas.

Correa citó el informe preliminar de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) donde la entidad proyectó un crecimiento del producto bruto interno de 6,5% para el 2008. “Somos de las cinco economías que más han crecido en América Latina”, dijo el presidente.

La Cepal indicó en su informe presentado a mitad del mes que la política fiscal del Ecuador durante este año “fue expansiva, aunque los favorables ingresos petroleros durante los primeros tres trimestres del año resultaron en un superávit del sector público no financiero”. El incremento de esos ingresos “fue del 222%” respecto al mismo periodo del 2007.

El petróleo constituye la principal exportación del Ecuador y financia alrededor del 35% del presupuesto nacional.

Hasta septiembre, Ecuador recibió alrededor de 100 dólares por barril de petróleo pero desde la crisis mundial el precio ha caído registrando su nivel más bajo a inicios de esta semana cuando no superó los 17 dólares. El martes se cotizó en alrededor de 24 dólares.

“Estuvimos bien preparados pero si se desploma el precio del petróleo como hasta hace unos días a 17 dólares es imposible salir sin costo de esta situación pero nos estamos preparando para enfrentar a esta crisis de la mejor manera posible”, aseguró Correa.

En el proyecto de presupuesto para el 2009 presentado en septiembre y que está sujeto a revisión se calculó un precio de 85 dólares por barril de crudo y debido al déficit que podría bordear los 5 000 millones de dólares, el gobierno sacó al mercado 700 millones de dólares en bonos para financiar proyectos viales, entre otros no especificados.

“Tenemos que hacer frente a esa dificultad, en todo caso hemos estado bastante bien preparados”, añadió.

Correa sostuvo que los resultados fiscales de este año han sido “de los mejores de la región, con reservas de liquidez, hemos tenido la cuenta única con un saldo promedio de 1 300 millones de dólares”.

La reserva monetaria del país superó los 6 000 millones de dólares hasta noviembre aunque en diciembre ha sufrido consecutivas bajas hasta ubicarse el miércoles en 4 965 millones.

La inflación hasta noviembre se ubicó en 8,51% muy superior a la del mismo periodo del año anterior, que fue de 2,73%.

En el aspecto económico el 2009 traerá también desafíos en cuanto al manejo de su deuda externa.

Correa anunció el sábado que en enero propondrá a los acreedores de los bonos la recompra a un valor “sustantivamente más barato que el valor nominal” luego de que hace un mes Ecuador declarara la moratoria de casi el 40% de su deuda externa, la deuda comercial, por considerarla “ilegítima, corrupta e ilegal”.

Se espera que esa decisión sumada a la crisis encarecerá el crédito.