martes, 23 de diciembre de 2008

El ‘mall’ es un fuerte imán en el país (fuente elcomercio.com seccion ecuador)

Los pasillos y las tiendas de los centros comerciales están llenos de personas. Las ofertas y los concursos son los principales ganchos para captar clientes.

Las ofertas y los canjes de cupones son el gancho que utilizan los centros comerciales de Guayaquil para atraer clientes en Navidad. En los pasillos de Mall del Sur, en la avenida 25 de Julio, los anuncios de descuentos resaltan en las vitrinas de los locales.

Leticia García, subgerente de marketing del ‘mall’, explica que en este año, el centro invirtió USD 150 000 en premios para sus clientes. “Son promociones para incentivar las compras como casas, carros y premios instantáneos en órdenes para juguetes...”.

4 000 000 personas
aspiran a recibir los administradores del San Marino (Guayaquil), en este mes.En un mes regular, Mall del Sur recibe a 1 100 000 personas. En este diciembre, la cifra se ha incrementado en un 30%.

La mañana de ayer, cientos de personas salían con sus compras de las tiendas. “Los precios son asequibles y para esta época dan facilidades de pago”, dijo Ronald Lozano, quien hizo las últimas compras navideñas.

En el norte, las estrategias son similares. El centro comercial San Marino, en la avenida Francisco de Orellana, tiene un paquete de premios para sus compradores, avaluado en USD 450 000. Esto, según datos del Departamento de Marketing.

Para diciembre, este centro espera recibir a unos 4 millones de visitantes. Debido a la gran afluencia de personas, los horarios de atención se ampliaron de 10:00 a 22:00.

En el Mall del Sol (en la avenida Juan Tanca Marengo), a la lista de premios se suman pasajes aéreos, electrodomésticos y 150 órdenes de consumo en los distintos locales.

Por los pasillos de este centro circulan 1,2 millones de clientes al mes. Pero en diciembre, ese flujo se incrementa entre un 30 y 35%.

Otros sitios concurridos son los locales de la cadena Riocentro. Paulina Cabrera recorrió el Riocentro Sur. “Los premios son un buen gancho, uno gasta por los regalos de Navidad, pero también se lleva algo gratis a la casa”.

En Cuenca, los centros comerciales también están abarrotados por la Navidad. Los compradores aprovechan los descuentos, las promociones y participan en los programas especiales.

El Mall del Río, el más grande de Cuenca, recibe un promedio de 30 000 clientes al día. En noviembre pasado, la concurrencia regular era de 18 000 personas.

La mayor afluencia se registra en las tardes y en las noches, a partir de las 16:00. Amas de casa, oficinistas, estudiantes... recorren los pasillos y las tiendas.

Vistiendo el uniforme rojo, Gabriela Armijos y Carmen Chávez, del colegio Turi, compraron peluches y tarjetas para el juego del amigo secreto. “Nos gusta comprar con anticipación, porque después hay mucha gente y no hay cómo escoger”.

Una opinión similar tiene el guayaquileño Jimmy Salazar. Él, junto con su esposa Tania Vásquez, llegaron a Cuenca por negocios. La tarde del jueves pasado decidieron hacer las compras.

Ellos buscaban adornos de cerámica. “Regalar es una forma de expresar el cariño a los parientes y a los amigos. Y lo hacemos con anterioridad, para comprar con calma”, dijo Salazar.

Para hoy y mañana se prevé un incremento de compradores del 30%, según Lorena Álvarez, del departamento de Marketing del Mall del Río. Para atender esta afluencia, se amplió el horario de atención de 09:00 a 22:00.

Las áreas de parqueo se extenderán a las avenidas colindantes, Felipe II y Autopista. Las 1 800 plazas fijas de parqueo no son suficientes. Para garantizar la seguridad de los clientes, la administración ha dispuesto guardianía privada.

Algo similar ocurre en el Centro Comercial Feria Libre. A diario acuden unas 10 000 personas. Entre ellas, Félix León, quien el jueves pasado se paseaba por los pasillos del recinto en busca de tarjetas musicales, que las encontró en el local de Olga Ortiz.

Según esta vendedora, pese a que la afluencia es menor que años anteriores, “en esta época siempre las ventas son buenas”. En otros meses a este centro comercial acude un promedio de 3 000 personas cada mes.