martes, 16 de diciembre de 2008

El incendio en el Mall dejó ofertas

Luego del incendio del sábado, los 14 locales afectados recurrieron a los remates para disminuir las pérdidas. Los Bomberos entregaron un informe a la PJ.

El hollín aún cubría ayer las paredes de 14 locales del centro comercial Mall del Sur, en la avenida 25 de Julio, al sur de Guayaquil.

Esa es una de las huellas que dejó el incendio de la noche del pasado sábado en las bodegas de Marathon Sports, en los niveles segundo y tercero del edificio.

El operativo de control
Cincos horas les tomó a los miembros del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil controlar el incendio que se produjo en las bodegas de Marathon y que se inició a las 23:30 del sábado.
300 bomberos y voluntarios colaboraron con el operativo. Algunos sufrieron ataques de asfixia por el humo. También se emplearon 80 motobombas para combatir las llamas.
Unas 100 personas que se encontraban en el centro comercial fueron evacuados por personal de los bomberos. En su mayoría eran empleados de locales y clientes que asistían a la última función del cine.
Una comisión de los bomberos y de la gerencia de operaciones de Mall del Sur evaluaron ayer las medidas de seguridad del centro comercial.En la planta baja, una cinta amarilla impedía el paso. En el interior, un tenue olor a humo rodeaba los pasillos. En la mañana, personal de limpieza sacó los escombros de las bodegas de Marathon, donde se originó el siniestro.

De las 133 tiendas que tiene Mall del Sur, 14 resultaron afectadas por el humo que circuló a través de los conductos de aire. En otros, el agua que usaron los bomberos para apagar el fuego dañó parte de la mercadería. Por ello, el domingo pasado, el centro abrió a las 14:00, lo que afectó las ventas.

En las vitrinas de La Gran Vía, los maniquíes grisáceos eran la muestra de los daños. En este local de venta de ropa, los administradores recurrieron al remate para deshacerse de la mercadería manchada por el hollín.

“Casi el 70% de la mercadería nueva, que habíamos adquirido por fin de año, se dañó. Algunas piezas huelen a humo y otras están manchadas. Tuvimos que recurrir a las ofertas para recuperar algo de capital”, comenta Julia Arévalo, encargada del lugar.

En las perchas, grandes rótulos anunciaban los descuentos de entre el 20 y el 50%. Mientras que en los pasillos y en la bodega, unos 17 trabajadores seleccionaban las prendas y otros limpiaban las estanterías. “Ya son dos días de limpieza”, añade Arévalo.

En la tienda D’ Pisar, el panorama era igual. Equipados con mascarillas y trapos, los vendedores desempolvaron cientos de zapatos, que el domingo estuvieron con el 20% de descuento.

“Desde el 1 de diciembre llenamos el local con nueva mercadería, por Navidad. El incendio nos deja un saldo negativo”, dice Ladys Díaz, propietaria.

Según explica Díaz, cada concesionario afectado tuvo que recurrir a sus seguros particulares, para levantar un reporte de las pérdidas económicas. “El centro comercial todavía no se ha pronunciado, solo nos ha dicho que busquemos a nuestros seguros”.

Esa inquietud se repite entre otros concesionarios. “Nuestro seguro está evaluando los perjuicios. Pero el centro no nos da una solución. Íbamos a tener una reunión y aún no se concreta”, sostiene Clemencia Lindado, administradora de El Dolarazo.

En ese local, el 50% de la mercadería se perdió y el resto está deteriorada. Ayer, un grupo de trabajadores sacó en cartones los escombros y restos de artículos.

Frente a esto, el gerente general de Mall del Sur, Néstor Camargo, aclara que cada local tiene un seguro propio, de acuerdo con las normas. “Cada año contratamos el seguro y lo descontamos de las alícuotas mensuales”.

En cuanto a los daños generales, Camargo asegura que aún no tienen un valor aproximado de las pérdidas. “Quizás en un par de días tengamos un balance. Los peritos del seguro están evaluando cada local afectado”, señala.

La farmacia Fybeca, ubicada en la parte inferior de Marathon, fue el sitio más afectado. Ahí se estancó agua, por lo que el 90% del tumbado se desplomó y gran parte de medicinas se dañaron. Por ello, se espera que abra el viernes.

Por ahora, el reporte elaborado por el Cuerpo de Bomberos, relacionado con la magnitud del incendio, fue remitido al departamento de incendios de la Policía Judicial del Guayas.

Esta unidad será la encargada de determinar las causas que originaron las llamas en la bodega de dos pisos de Marathon Sports.

Martín Cucalón, jefe del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, ratificó que las llamas se iniciaron allí, donde había gran cantidad de productos inflamables. En el informe se incluye que el centro comercial contaba con las medidas de seguridad, como extintores, pero no fueron suficientes.

Los bomberos ingresaron al sitio del incendio por el tumbado del Banco del Pacífico, que fue reparado la mañana de ayer, cuando abrió sus puertas. En tanto que técnicos del centro arreglan los ascensores y las escaleras eléctricas, que se averiaron por el agua.

De acuerdo con estudios de mercadeo del centro comercial, cada mes 1 100 000 personas visitan sus distintos locales. Este es uno de los espacios que reactivó el comercio al sur de Guayaquil, junto con el Riocento Sur.

Ambos centros agrupan una inversión de USD 50 millones. El Mall del Sur se abrió en octubre de 2004 y fue un proyecto de los grupos Romero y Wright.