jueves, 16 de octubre de 2008

Tame y Aerogal amplían sus rutas

Desde diciembre se ofrecerán vuelos a Miami con Aerogal. Tame ya oferta una ruta hacia Manaos.

Aereogal y Tame buscan mayor presencia en el mercado internacional con nuevas rutas. Ayer la primera firma informó que desde el 7 de diciembre ofertará vuelos diarios hacia Miami, los cuales saldrán a las 13:00.

Además, espera concretar hasta el 2009 vuelos a Lima, Panamá, Nueva York y Madrid. Por ello, aumentó su flota de 12 a 17 aviones, con los cuáles se cubrirá nueve rutas domésticas y tres internacionales (Medellín, Bogotá y Miami). Una de las razones por las que esta aerolínea ahora puede volar al extranjero es debido a que desde hace varios meses cuenta con acuerdos de cooperación operacional y comercial.

Uno de estos lo inició con el grupo brasileño Synergy Group, con el cual busca explorar y explotar nuevos proyectos, y mejorar la cobertura de sus rutas, ampliar la conectividad y homologar sus patrones de atención al cliente.

El Synergy Group es dueño de las aerolíneas Avianca-Sam, de Colombia y Vip SA de Ecuador. También de OceanAir de Brasil y empresas de helicópteros, aviación ejecutiva y servicios de mantenimiento de turbinas.

Gabriela Sommerfeld, presidenta ejecutiva de Aerogal, sostiene que las alianzas buscan optimizar los recursos de cada empresa. Así, por ejemplo, el personal que labora en una de las firmas puede respaldar la actividad de otra con las mismas garantías laborales. “Aerogal ha hecho una inversión importante que esperamos recuperar con el apoyo y la confianza de nuestros clientes”, agregó Sommerfeld.

Por otro lado, Tame también abrió sus fronteras y consolidó su primera experiencia de ruta internacional a Manaos (Brasil). La aerolínea nacional mantiene dos frecuencias semanales desde Quito y Guayaquil hasta Manaos.

Según Rosi de Holguín, gerenta comercial de Tame, el objetivo fue abrir nuevos mercados para el comercio y el turismo. Y también posibilitar una ruta directa y corta entre las dos naciones. El tiempo estimado de viaje es de tres horas. En cambio, la ruta tradicional que parte desde Quito con escala en Lima (Perú) y luego a Sao Paulo, toma ocho horas.

Para Holguín, la nueva ruta facilita a los viajeros tomar conexiones desde Manaos con destinos dentro de Brasil, como Sao Paulo. Incluso existe la posibilidad de conexiones directas desde Manaos a otros destinos, por ejemplo Miami (Estados Unidos).

En la implementación de la ruta se invirtieron unos USD 300 000, que incluye en las operaciones aéreas, permisos, oficinas en Manaos y Sao Paulo, entre otros costos. El promedio de viajeros al mes es de 25 por vuelo, número que subirá con la promoción de la ruta, dijo Holguín.

Quien aún no concreta nuevos vuelos internacionales es la aerolínea Ícaro. Esta abrió la ruta a Trujillo (norte de Perú) hace dos años, pero desistió de mantenerla porque no fue tan rentable como se esperaba.

En especial por la poca demanda de pasajeros. “No hubo mayor interés. Ícaro no tiene la capacidad económica que tienen otras aerolíneas para mantener la ruta. Pero estamos orgullosos de nuestras normas de seguridad”, dijo Guido Saltos, su presidente.