miércoles, 29 de octubre de 2008

Hallan científicos mecanismo cerebral del odio

Londres, 29 oct (PL) El mecanismo cerebral responsable que se activa cuando odiamos a alguien está vinculado con el del amor, hallazgo que difunde la revista PLoS One en su número más reciente.


Al aborrecer a alguien se activa en el cerebro humano un circuito muy relacionado con el de la pasión, descubrieron expertos de la Universidad de Londres, que parece confirmar la sabiduría popular.



El resultado del estudio se apoya en un experimento realizado con 17 personas de ambos sexos a los que se mostró fotografías de personas que les eran desagradables o neutras, mientras se le practicó un escáner cerebral.



Al mirar el rostro del sujeto por el que sentían aversión, los expertos observaron que aumentó la actividad en un área del cerebro considerada como el circuito del odio.



Dicho circuito incluye zonas en la corteza y subcorteza cerebral que presentan una actividad mayor cuando se produce una reacción agresiva, escribieron los investigadores en la revista.



Según los expertos, el cerebro humano traduce esa actividad en acciones como los movimientos corporales.



El circuito del odio se halla en una región de la corteza frontal que puede tener una función importante en la predicción de las acciones de los otros.



Sin embargo, los científicos se sorprendieron al descubrir que en el circuito del odio se produce un mayor estímulo en las zonas asociadas al amor romántico, el putamen y la ínsula.