martes, 30 de septiembre de 2008

Candidatos exigen protección para familias y pequeñas empresas en EEUU

RENO, EEUU (AFP) — Los candidatos a la Casa Blanca Barack Obama y John McCain urgieron el martes a tomar medidas inmediatas para proteger los ahorros de las familias y las pequeñas empresas, mientras se trenzaron en una lucha por señalar al culpable del fracaso del plan de rescate financiero.

Los candidatos a suceder a George W. Bush llamaron por teléfono al mandatario para proponer ideas para destrabar el plan de rescate financiero en el Congreso, luego de que el lunes la Cámara de Representantes rechazara el proyecto de 700.000 millones de dólares.

En un acto de campaña en Nevada, Obama dijo que es un "escándalo" que los contribuyentes deban financiar un plan que detenga una crisis causada por la insensatez de los financistas, pero advirtió que si el Congreso no actúa "millones de puestos de trabajo pueden perderse, puede venir luego una recesión dolorosa".

"Habrá tiempo para castigar a aquellos que encendieron este fuego, pero ahora es el momento de unirnos para apagar el fuego", dijo Obama, al hacer un llamado a los demócratas y republicanos que se opusieron al plan en la Cámara.

Por su parte, McCain dijo en una mesa redonda sobre economía en Iowa: "Ayer (lunes) el país y el mundo dirigieron su mirada hacia Washington en busca de liderazgo, y de nuevo el Congreso terminó con las manos vacías".

"La inacción en el Congreso puso a cada estadounidense y a la economía entera en un grave riesgo", advirtió McCain.

"Estoy decepcionado por la falta de determinación y buena voluntad entre los miembros de los dos partidos para arreglar este problema", dijo el senador de Arizona.

No obstante, el presidente de la comisión bancaria del Senado, Chris Dodd, afirmó este martes que los líderes de ambas cámaras trabajaban arduamente para intentar aprobar una versión revisada del plan.

Tanto Obama como McCain llamaron a incrementar el seguro federal de depósitos para las familias y los pequeños negocios, en un intento por persuadir a más legisladores estadounidenses de que respalden el plan de rescate.

Los dos candidatos a las elecciones del 4 de noviembre coincidieron en sugerir que se aumente de 100.000 a 250.000 dólares ese seguro, cuyo límite se fijó hace 28 años.

Obama esbozó a Bush su idea de incrementar el seguro, "con la idea de que esa propuesta pueda ampliar la coalición que apoya al plan", dijo el jefe de comunicaciones del senador por Illinois, Robert Gibbs.

"El Tesoro también tiene a su disposición cerca de un billón de dólares que puede comenzar a usar sin autorización del Congreso y comprar algunas de esas terribles hipotecas y ayudar a estabilizar la situación", destacó por su lado McCain.

El candidato republicano, que aseguró que "seguirá comprometido" en la búsqueda una salida, tiene más que perder que Obama si no se aprueba el plan, ya que es miembro del impopular partido de Bush y la semana pasada suspendió brevemente su campaña para dedicarse por entero a la crisis.

Este martes, el Comité Nacional Republicano divulgó una propaganda en la que se afirma que las políticas promovidas por Obama de aumentar impuestos y gasto "empeorarán la situación".

En un segundo aviso, McCain acusa a Obama de hipócrita.

"Primero, Obama atacó a McCain. Luego dijo: 'Tenemos los elementos fundamentales a largo plazo que aseguran realmente que esta economía crezca'", indicó la propaganda, que inserta un video del candidato demócrata en un acto de campaña el lunes en Colorado.

Pero el equipo de campaña de Obama, quien había fustigado a McCain por aseverar que los elementos fundamentales de la economía estaban "sólidos" en plena crisis financiera, afirmó que las palabras del senador por Illinois fueron sacadas de contexto.

Según el último sondeo de Gallup, Obama marcha adelante de McCain en intención de voto, con 49% contra 43%.