jueves, 24 de julio de 2008

Obama y su esposa evitan malcriar a sus hijas

WASHINGTON | EFE


El candidato presidencial demócrata, Barack Obama, dijo en una entrevista que intenta no malcriar a sus dos hijas, la mayor de las cuales recibe una paga semanal de un dólar por realizar tareas domésticas.

Según recogen hoy medios locales, el senador de Illinois explica cómo él y su esposa, Michelle, manejan sus responsabilidades paternales con Malia, de diez años, y Sasha, de siete años, en una entrevista concedida a la publicación especializada People.

De este modo, Obama manifestó que su hogar mantiene las mismas costumbres que antes, entre las que se encuentran quehaceres domésticos, límites y tiempo de ocio.

Por ejemplo, en los cumpleaños de las niñas, Michelle aseguró que no les hacen regalos, porque gastan "mucho dinero en la fiesta, con las entradas del cine, las pizzas, las palomitas...".

"Queremos enseñarles algunos límites", apuntó el aspirante demócrata, quien añadió que "sus amigos ya les traen regalos".

Al respecto, la esposa del senador de Illinois contó que su hija mayor todavía cree en Santa Claus porque, según la niña, no es posible que sus padres le compren tantos presentes.