miércoles, 20 de febrero de 2008

Lluvias y tormentas eléctricas continuarán en la cuenca del Guayas

Las lluvias y tormentas eléctricas van a estar acompañadas de truenos, relámpagos y vientos ascendentes y descendentes, aseguró esta mañana el meteorólogo Antonio Rodríguez, por lo que advirtió que las cubiertas livianas de la Cuenca del Guayas o en Guayaquil deben estar aseguradas.

Rodríguez, experto del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), señaló que el invierno costero, que recién empieza su máxima actividad, durará hasta el mes de mayo, al que habría que agregarle unos días debido al desface en el ingreso de la temporada invernal.

"Hay que tomar en cuenta un desfase de 25 días del ingreso del invierno a la Costa, por lo que puede haber un alargamiento hasta los primeros días de junio", dijo a Citynoticias (89.3 FM en Guayaquil).

El meteorólogo indicó que la extensión del invierno no significa que todos los días vaya a llover, pues habrán periodos de cuatro, seis y siete días con precipitaciones y otros de dos y tres días con buen tiempo.

Pero, además, indicó que las lluvias van a ser más intensas, en corta duración y en algunos lugares puede presentarse granizo en los cantones ubicados hacia la cordillera oriental como La Concordia, Puerto Inca y Babahoyo.

El experto indicó que en la provincia del Guayas se dará el mayor impacto de las precipitaciones. Ahora, se necesita estudiar más a fondo cómo se van a dar las tormentas eléctricas en Guayaquil, agregó, y aconsejó al Alcalde tomar las precauciones.

Emergencia en el Inamhi
El meteorólogo Rodríguez mencionó que el plan operativo del Inamhi va a cambiar, ahora laborarán las 24 horas del día monitoreando los sistemas meteorológicos.

El motivo de la emergencia declarada en la institución es porque los sistemas meteorológicos están cambiando en tres y cuatro horas. El fenómeno está ocurriendo no solo en Ecuador sino en todo el continente, agregó.

Indicó que el Inamhi cumplió con su responsabilidad de asesorar a los representantes de cantones y provincias al advertir el pasado 3 de enero que el invierno de la Costa ecuatoriana iba a venir fortalecido, pero que no se tomaron las precauciones del caso.