miércoles, 26 de diciembre de 2007

Nebot apoya desacato empresarial de CCG a nuevos tributos

AFP


El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, apoyó este miércoles el desacato de un sector empresarial a la ley tributaria que tramita la Asamblea Constituyente, y advirtió que la misma podría ser empleada por el gobierno para silenciar a los opositores.

"No hay ley, no hay que obedecer lo que no existe", dijo Nebot.

El Alcalde aseguró en Ecuavisa que ninguna norma podrá entrar en vigor antes de que sea aprobada en referendo junto con la nueva Constitución que elabora la Asamblea de mayoría oficialista.

En ese sentido, respaldó abiertamente el anuncio de la Cámara de Comercio de Guayaquil de desconocer los nuevos impuestos hasta tanto sean aprobados en la consulta de 2008.

"Apoyo esa posición y, más aun, no estoy de acuerdo en llamarla desobediencia civil, (...) que ocurre cuando una ley bien promulgada es manifiestamente injusta. Pero no hay ley, no hay que obedecer lo que no existe", insistió.

El proyecto tributario prevé ser aprobado antes de fin de año por la Constituyente de plenos poderes, que asumió la función legislativa tras disolver al Congreso que controlaba la oposición.

La reforma prevé gravar con impuestos graduales -hasta de un 70% en algunos casos- las herencias, las tierras improductivas y la salida de capitales, así como ampliar la base del tributo a la renta.

Según el alcalde de Guayaquil, la iniciativa también recortará las autonomías de los municipios y facultará al Servicio de Rentas Internas para enviar a la cárcel a los evasores sin una sentencia judicial.

"Esa es un arma que cuando se ejercita innoblemente, es un arma contra el que habla, contra el que opina, contra el que discrepa y entonces se elimina la liberta y se aterroriza la sociedad, una forma de consolidar el totalitarismo", comentó.

La Asamblea redactará la nueva Carta Política en un plazo no mayor de ocho meses y luego el texto deberá ser sometido a referendo.