miércoles, 26 de diciembre de 2007

Amy Winehouse casi fue secuestrada

Delincuentes extorsionaron al marido de la cantante, que está preso, pero el plan fue desbaratado. Pasa por un mal momento.

Londres.- La cantante británica Amy Winehouse estuvo a punto de ser secuestrada para pedir un rescate de 200.000 dólares, informó el periódico inglés “News of the World”.
Según el informe, una banda criminal dentro de la prisión de Pentonville vinculada al narcotráfico exigió al esposo de la artista, Blake Fielder-Civil, preso allí, que le entregara el dinero para evitar el secuestro de su mujer.
“Ellos le habían ordenado a Blake depositar en los próximos días 100.000 libras esterlinas (200.000 dólares) en una cuenta secreta bancaria o Amy sería secuestrada y resultaría lastimada”, dijo la fuente.
El plan desbaratado agrega presión sobre la artista, y fue revelado por una fuente de esa penitenciaría londinense al dominical.
La semana anterior, Scotland Yard había confiscado el teléfono celular de Winehouse, algunas facturas y comprobantes bancarios y una computadora, tras allanar su propiedad en Londres.
La cantante está sospechada de haber ayudado a su esposo a sobornar al dueño de un pub londinense, quien lo acusó de agresiones físicas graves.
Blake y su amigo Michael Brown están acusados también de haber agredido violentamente en 2006 al empresario James King, en un pub del barrio de Hoxton, al este de la capital.
Ambos están acusados de pervertir el curso de la justicia, al ofrecerle dinero a King para que retirara los cargos y abandonara el país.
Winehouse, que mantiene una dura batalla contra su adicción a las drogas y al alcohol, ha cancelado desde hace dos meses los conciertos que tenía programados en Gran Bretaña, argumentando que no podía hacerlo estando su marido en una situación judicial tan compleja. Además, sus últimas presentaciones en vivo no habían sido muy afortunadas, y la crítica se había ensañado con ella. (Télam)