jueves, 29 de noviembre de 2007

Pánico en Barbados y Puerto Rico por sismo que sacudió el Caribe

BRIDGETOWN | AFP


El fuerte sismo que sacudió este jueves el este del Caribe provocó pánico y desconcierto en Barbados y Puerto Rico, donde los pobladores abandonaron corriendo casas y lugares de trabajo y esperaron en la calle hasta que pasara el terremoto.

Varias viviendas fueron destruidas en la capital de Barbados, Bridgetown, donde el jefe de los servicios de emergencia, Judy Thomas, debió ser internado, informó la policía local. Thomas resultó herido mientras se disponía a dar asistencia a los damnificados por el sismo de 7,3 grados de magnitud de momento.

El terremoto, primero que sacude Barbados en décadas, provocó cortes de electricidad en varias zonas del país y generó un gran desconcierto. Muchos automovilistas quedaron petrificados y los celulares dejaron de funcionar.

En tanto, en Puerto Rico el sismo paralizó la actividad ya que todo el personal de empresas privadas y de oficinas gubernamentales fue evacuado.

El temblor que se sintió de un extremo al otro de la isla, provocó temor en la población que llamaba a las cadenas de radio intentando saber qué ocurría.

"Creía que me estaba mareando, cuando de repente sentí más fuerte el temblor", dijo una puertorriqueña a una radio local, con voz asustada.

El gobierno de Puerto Rico, Estado asociado a Estados Unidos, no reportó daños materiales ni de otra naturaleza por el temblor.

Según el Instituto Geofísico de Estados Unidos (USGS), el sismo alcanzó los 7,4 grados de magnitud de momento y tuvo epicentro a 41 km al noroeste de Fort de France, la capital de la isla francesa de Martinica.

La escala de magnitud de momento (MW) fue concebida para mitigar las limitaciones de la escala de Richter, juzgada poco eficaz por los expertos a la hora de medir grandes sismos.