viernes, 31 de agosto de 2007

Emotiva misa en memoria de la princesa Diana

Londres.- La familia real británica y unos 500 invitados participaron hoy en una emotiva misa en memoria de la princesa Diana, muerta en un accidente de automóvil hace diez años.

En su discurso, su hijo menor, el príncipe Harry, afirmó que la princesa fue "la mejor madre del mundo" y que los últimos años sin ella cambiaron su vida "por completo", informó DPA.

Harry, de 22 años, añadió que su vida de divide en dos partes. La primera con su madre, llena de "risa, alegría y locuras", y la segunda sin ella.

"Perder a un padre es increíblemente horrible y triste. Es un hecho que ha cambiado nuestras vidas por completo", dijo el príncipe en la ceremonia en la capilla de la guardia real en Londres.

"Nos hizo felices a nosotros, y a tanta otra gente. Que ésa sea la forma en que se la recuerde", agregó en el texto, leído también a nombre de su hermano Guillermo, con quien organizó en gran medida los actos de homenaje.

A la ceremonia, encabezada por la reina Isabel, asisten además su marido, el príncipe Felipe, Carlos, ex marido de Diana, así como el primer ministro, Gordon Brown, y sus antecesores Tony Blair y John Major.

Todos cantaron himnos patrióticos y religiosos durante la misa, mientras cientos de fans de la "Princesa del Pueblo" hicieron lo mismo desde fuera de la Guards' Chapel, ubicada cerca del palacio de Buckingham.

Entre los famosos reunidos se cuentan los artistas Elton John, Cliff Richard y el fotógrafo de estrellas Mario Testino. Los tres pertenecían al grupo de amigos de la princesa, muerta el 31 de agosto de 1997 en un accidente de coche en París.

Previamente, cientos de admiradores de Diana habían participado también en una misa pública en el palacio de Kensington, antigua residencia de la princesa, y en un acto en los almacenes de lujo Harrod's, propiedad del padre de Dodi Al Fayed, pareja de Diana y que murió con ella en el accidente.