viernes, 20 de julio de 2007

Colombia: FARC en cita en Quito

BOGOTÁ-QUITO | AP-DPA

Seminario del MPD. Francisco Santos dijo que el Gobierno ecuatoriano debe dar explicaciones.

El vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, acusó ayer a tres sindicatos de participar en Ecuador en un seminario con los principales grupos insurgentes de ese país y suscribir un documento que respalda la lucha armada, algo que negaron los dirigentes laborales.

Santos dijo que los sindicatos Sintraemcali, Sintrateléfonos y Sintraunicol firmaron una carta el 13 de julio en Quito, en la que se solidarizaron con la lucha de los movimientos insurgentes en Colombia, Filipinas, Nepal, suscrita también por los grupos guerrilleros colombianos FARC y ELN.

Ciro Guzmán, director del Movimiento Popular Democrático (MPD), confirmó a la agencia AP que el XI Seminario Internacional: Problemas de la Revolución en América Latina, organizado por su agrupación, contó con la participación de representantes de las FARC y el ELN, aunque no fue público y no dio más detalles.

Sin embargo, Guzmán refirió anoche a este Diario que a la cita no acudieron delegados de esas guerrillas, las cuales no desaprueba porque “son insurgentes y no un grupo terrorista... solo enviaron ponencias leídas por ecuatorianos”, dijo.

En el documento, según Santos, aparecen los nombres de 23 organizaciones que lo avalan, entre ellas partidos comunistas de Perú, Argentina, Brasil y México, pero no la firma de ninguno de sus representantes.

La declaración fue suministrada por la oficina de Santos, que a su vez recibió el texto por medio de un correo electrónico y luego indagó y dijo que confirmó su veracidad.

En él las organizaciones firmantes profesan que “solo el uso de la violencia organizada de las masas permitirá dar los golpes definitivos para derrotar la dominación burguesa imperialista y conquistar el poder”.

Aseguró que la comunidad internacional le debe pedir respuestas a los sindicatos por haber suscrito el documento.

Declaró, al referirse a esos sindicatos, que no se puede tener “un pie en la legalidad y otro en la ilegalidad... estamos con la democracia o contra ella”.

Miembros de esos sindicatos indicaron que nunca vieron la declaración final porque no intervinieron en la última jornada y las acusaciones de Santos ponen en riesgo la vida de sindicalistas por los riesgos de represalias de paramilitares antagónicos a las guerrillas.