jueves, 20 de agosto de 2009

La granola, un ‘coctel’ de fibra y de nutrientes

Fuente : http://www.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_noticia=298797&id_seccion=8

Es un producto rico en proteínas, hidratos de carbono. Su ingesta puede ayudar a bajar el colesterol. Se ofertan al menos 12 marcas.

Tiene que consumirla por lo menos tres veces a la semana”, esa fue la recomendación que dio el médico a Laura Flores, de 46 años. Esa es la cantidad de granola que debe ingerir para mejorar su sistema digestivo.

La explicación que el doctor dio a Flores fue que al consumirla, esta hace la función de una escoba en el estómago, es decir, va limpiando los residuos que se quedan en el intestino.

Las cualidades
El salvado de trigo y la avena ayudan a bajar los niveles de colesterol (los absorben). Además, reducen el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.
La fibra que contiene la granola ayuda a mejorar la glucemia, disminuyendo la hiperinsulinemia, es decir, es recomendable para quienes tienen problemas de la diabetes.
El beneficio del salvado de trigo es para quienes sufren de estreñimiento. También es recomendable para las personas que padecen de colon irritable. Ellos deben ingerir mínimo una porción de fibra cada día.
La ingesta de nueces, además de reducir el colesterol malo , también posee proteínas, vitaminas del grupo B, aminoácidos esenciales como la lecitina y aceites en la forma de ácidos grasos omega 3.
Eso porque este producto tiene mucha fibra, la cual se obtiene de los cereales como la cebada, el trigo, la avena, que son los ingredientes principales de la granola.

Flores relata que desde hace dos meses, cuando el doctor le dio esta sugerencia, en su mesa no falta este producto. “Me gusta más la que es con miel, porque es crujiente y más dulce”, señala.

Gabriela Chávez, de 33 años, también la consume. Ella cambió el pan por esta mezcla de cereales para el desayuno. La ingiere porque le dijeron que ayuda a bajar el colesterol y porque espera que al comer menos almidón pueda bajar de peso. Ella mide 1,48 m y pesa 73 kilos.

En los supermercados existen más de 12 marcas de granola. La base es la misma: avena, cebada y trigo, tostados; azúcar o miel para endulzar. Lo que sí varía son los acompañantes. La mayoría viene con pasas y otras con nueces, maní, coco rallado o troceado e incluso hay las que tienen pepa de zambo tostada.

Cuesta desde los USD 2 hasta los USD 4 por cada medio kilo. Además, su oferta está tan generalizada que se la puede encontrar en las tiendas, en las farmacias y hasta en las estaciones de las gasolineras.

La granola ingresó con fuerza a los mercados de Quito desde hace 10 años. “La demanda empieza cuando las madres ya no se dedicaban exclusivamente al hogar sino que también al trabajo. Al tener menos tiempo para dedicar a la cocina acudieron a la granola porque es nutritiva y ya está lista, es decir, no necesita ninguna preparación adicional”, explica Rubén Solón, investigador gastronómico.

Galo Luna, de 60 años, también la consume. Él la mezcla con la leche para su desayuno, aunque dice que la ingiere porque no encuentra una máchica que le satisfaga. “Soy de Tulcán y me criaron con chapo (máchica con azúcar y leche). Pero la máchica que venden no tiene el mismo sabor y ahora me toca comer la granola. Claro que eso es para pelucones”, bromea.

Según Solón, la granola es descendiente de la máchica. “La máchica es de cebada tostada y molida. La granola también lleva este cereal (más el trigo y la avena, también tostados). Pero, además, se la combina con frutas o semillas secas, lo que potencia su aporte vitamínico”.

Alegría Dávalos, nutrióloga, señala que la granola es un producto rico en proteínas, hidratos de carbono, oligoelementos que contienen los cereales y el fósforo, potasio, magnesio, calcio, hierro, manganeso. Y vitaminas como la A, E, B 1, B 2 se las consiguen de las nueces, coco, maní y de las pasas. “Lo ideal es comer media taza en el día. Así se garantiza la cantidad de fibra que el organismo necesita. La granola aporta con el 60% de fibra”, indica Dávalos.

Sin embargo, la nutrióloga señala que aunque la granola no tiene contraindicaciones, es decir, la pueden consumir los niños, jóvenes, adultos mayores, embarazadas, advierte que no se debe abusar de su ingesta. “Hay quienes la comen para bajar de peso. Este producto puede ayudar, pero si la consume en exceso también se engorda”, señaló.

Dávalos agrega que consumir granola está de moda. “Es la época ‘light”, dice. Por eso su demanda ha crecido. Enrique Tasiguano montó su microempresa basada en la elaboración de este producto. Vende 20 fundas de medio kilo a la semana.

La granola está en los menús de restaurantes, en los bufés de los desayunos de algunos hoteles de Quito y hasta es el ingrediente adicional para acompañar algunas variedades de helado.

Paso a paso para preparar la granola

INGREDIENTES

2 tazas de germen de trigo

6 tazas de avena gruesa

½ taza de almendras picadas, nuez o maní

¾ de taza de agua

1 ½ tazas de miel o caramelo (en la misma cantidad)

¼ de taza de aceite de maravilla (girasol)

½ taza de coco rallado

Ralladura de dos limones

Pasas de uva al gusto

PREPARACIÓN

Unir todos los ingredientes secos, aparte licuar los componentes líquidos, luego agregarlos a los secos. Mezclar hasta obtener un resultado homogéneo.

Cocinar en horno moderado durante unos 45 minutos, revolviendo de vez en cuando. Dejar enfriar y agregar las pasas de uva. Guardar en un recipiente que tenga tapa o en funda.