viernes, 24 de julio de 2009

El hijo mayor de Michael Jackson vio cómo moría

Con tan sólo 12 años de edad, Prince Michael, el hijo mayor de Michael Jackson, vio cómo su padrastro moría en su mansión de Beverly Hills la noche del 25 de junio. Al parecer, fue el doctor personal del Rey del Pop, Conrad Murray, investigado actualmente por homicidio, el que obligó al menor a ver la escena.

Ha sido el doctor Steven Hoefflin, amigo de la familia Jackson desde hace muchos años, el que ha hecho estas revelaciones al periódico británico 'The Sun'. Según asegura el médico, la Policía de Los Angeles ha realizado una reconstrucción detallada de cada segundo y cada minuto de las últimas doce horas que Michael Jackson pasó con vida.

Hasta el momento, se sabe que el Rey del Pop no fue trasladado hasta el hospital de Los Angeles donde fue declarado oficialmente muerto hasta dos horas después de haber fallecido, y se está investigando la posibilidad de que la causa de su ataque al corazón fuera la incorrecta administración de Propofol, un potente sedante.

"Si sabes algo de ese medicamente -que no debe ser adminitrado por nadie que no sea un anestesista formado y en una clínica- es una locura y peligroso" administrarlo, afirma Hoefflin, que expone en las páginas del diario británico su propia teoría sobre la muerte de Michael Jackson.

"Mi opinión es que el doctor Murray se quedó dormido la noche que murió Michael mientras la vía intravenosa que le administraba el Propofol seguía puesta en su brazo", señala el médico, que afirma que la familia del Rey del Pop y sus tres hijos le han dicho que Murray obligó a Prince Michael, el mayor de los retoños, a ver cómo le intentaba reanimar.

"La familia cree que el doctor estaba intentando mostrarle a un miembro de la familia de Michael que estaba intentando reanimarle. En mi opinión, el doctor Murray debía saber que Michael estaba muerto y creo que por eso no le movió de la cama a una superficie más dura como el suelo para realizar el RPC", señala Hoefflin.

La realización de las maniobras de reanimación cardiopulmonar ha sido una de las críticas que se le ha hecho al doctor Murray, señalando que todo médico instruido -incluso cualquier socorrista- sabe que debe realizarse sobre una superficie dura para que surta efecto, no sobre una cama, como hizo el médico personal de Jackson.

En cualquier caso, Hoefflin destaca el hecho de que Murray obligara a un niño de 12 años a ver cómo moría su padre sólo para cubrirse las espaldas. "Fue horrible y muy traumático para Prince Michael. Katherine (la madre de Jackson) y el resto de la familia están horrorizados de que esto pudiera pasar", añade el médico.

Además, Hoefflin afirma que las posibles evidencias de Propofol que había en la mansión de Jackson se 'esfumaron' esa misma noche, pero que la Policía, en el segundo registro que practicó, encontró varias ampollas con la etiqueta arrancada y escondidas en una mesilla de la mansión.

Por último, el amigo de la familia Jackson asegura que ésta se encuentra preparada para emprender acciones legales contra quién sea el responsable del "erróneo" final de Jackson. "No sólo quieren que vaya a la cárcel cualquiera que contribuyera a su muerte, también quiere que lo pague", concluye.