martes, 23 de junio de 2009

Empieza investigación de accidente de Washington que causó nueve muertes

WASHINGTON (AFP) — Los investigadores trabajaban el martes para esclarecer las circustancias del "peor accidente de metro de la historia de Washington", que dejó nueve muertos y 76 heridos, según el balance de la autoridad de Tránsito del Area Metropolitana de Washington (WMATA).

Entre las víctimas del choque entre dos trenes subterráneos se encuentra la conductora de uno de ellos, Jeanice McMillan, de 42 años.

El hecho ocurrió el lunes a las 17H02 locales (21H02 GMT), a la hora de punta de una sección superficial del metro, al noreste de Washington.

El alcalde de la ciudad, Adrian Fenty, calificó el drama de "peor accidente de la historia del metro de Washington".

Equipos de socorro trabajaron durante la noche cortando metal de los vagones.

Según el director general de la Red Metropolitana, John Catoe, uno de los dos trenes embistió al otro, que estaba parado.

"Nos comprometemos a investigar este accidente hasta que determinemos por qué se produjo y qué es lo que debemos hacer para que no se vuelva a producir nunca más", declaró Catoe en un comunicado.

Los investigadores del organismo federal encargado del caso, el National Transport Safeti Board, procedían el examen minucioso de los trenes para descubrir indicios.

Los agentes tendrán que determinar por qué los diferentes dispositivos de seguridad no impidieron la colisión y por qué los procedimientos para este tipo de caso, como el frenado manual, no fueron utilizados.

"Esos sistemas tendrían que haber hecho que el accidente de ayer (lunes) fuera imposible", escribía el martes el Washington Post.

El metro está equipado con un dispositivo informático de seguridad "que se supone impide que los trenes choquen", explicaba el diario. Si los trenes "se acercan demasiado, los ordenadores encienden automáticamente los frenos".

Todo indica que la conductora de uno de los trenes "no utilizó los frenos", según un experto en seguridad ferroviaria entrevistado por el rotativo, quizá a causa de una distracción o un desmayo, algo que ya sucedió en el pasado.

En septiembre pasado se comprobó que el conductor de un tren había enviado un SMS poco antes de un accidente que provocó 25 muertes.

Los investigadores también inspeccionarán las antenas utilizadas para la transmisión automática de información de los trenes.

Según el Washington Post, este sistema sufrió averías en varias ocasiones y el fabricante, Alstom Signaling (filial del grupo francés Alstom) lo reparó en varias ocasiones.

El presidente estadounidense Barack Obama afirmó que lamentaba la tragedia. El personal de la Casa Blanca está en contacto con la alcaldía capitalina y "seguirá atenta a la situación", dijo.

En el metro de Washington viajan cada día cerca de 800.000 pasajeros en promedio en cinco líneas que unen la capital con los suburbios lejanos de Virginia y Maryland.