jueves, 23 de abril de 2009

El fin de la crisis mundial está lejos, dijo el director del Fondo Monetario

Dominique Strauss-Kahn advirtió de que quedan "largos meses" de dificultades económicas. El FMI pronosticó que la economía mundial se contraerá un 1,3 por ciento este año y que registrará un crecimiento del 1,9 por ciento en 2010.

Washington, EFE

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy que pese a algunas señales positivas en la economía estadounidense el fin de la crisis "está lejos" y advirtió de que quedan "largos meses" de dificultades económicas.

A pesar de la mezcla de indicios económicos positivos y negativos, "creemos que la crisis está lejos de acabar", dijo Strauss-Kahn en una rueda de prensa en vísperas de la asamblea semestral de ese organismo y el Banco Mundial.

"Tenemos unos meses largos de dificultades económicas por delante", alertó.

El FMI pronosticó que la economía mundial se contraerá un 1,3 por ciento este año y que registrará un crecimiento del 1,9 por ciento en 2010.

Strauss-Kahn señaló que "la recuperación todavía puede tener lugar en el primer semestre de 2010", siempre que los Gobiernos tomen las medidas que el Fondo recomienda.

La principal entre ellas, es que Estados Unidos y Europa ayuden a los bancos a librarse de los activos "tóxicos" que emponzoñan sus balances.

Strauss-Kahn admitió que los Gobiernos han tomado algunas medidas en esta dirección, pero "estamos lejos de llegar a lo que es necesario".

El jefe del FMI remarcó que la historia demuestra que "no habrá recuperación antes de que se saneen los balances del sector financiero".

Strauss-Kahn también anunció que el FMI permitirá a los países con los que han firmado acuerdos crediticios que registren mayores déficit fiscales, en vista del empeoramiento de las condiciones económicas a nivel mundial.

Otro de los temas centrales de la reunión ministerial del G-7 y el G-20 el viernes y de la Asamblea del FMI y el Banco Mundial durante el fin de semana, será la cantidad de recursos disponibles para el Fondo.

Los miembros del G-20 han pedido 500 000 millones de dólares adicionales para el FMI y Strauss-Kahn dijo hoy creer que se alcanzará esa cantidad a finales de año.