lunes, 6 de abril de 2009

Científicos japoneses crean un bebé-robot que aprende



A3N
Madrid

Ha nacido con 33 kilos y 1, 30 cm. Sus padres son un grupo de científicos japoneses que ha creado un bebé-robot. Con este invento pretenden conocer mejor los mecanismos del aprendizaje humano para ayudar a los niños. Es nuestra buena noticia del día.


Se llama CB2: es un bebé robótico. Este humanoide aprende de los mayores como si fuese un niño de carne y hueso. Memoriza las facciones de la cara de un humano y las reproduce en su rostro de silicona.

Sus dos ojos saltones ocultan sendas cámaras, que copian todo lo que ocurre a su alrededor. De hecho, su convivencia con humanos le está haciendo mucho bien porque desarrolla habilidades sociales igual que lo harían un niño. Para eso sirven sus casi 200 sensores. Además, puede oír a través de un sistema de audición instalado en sus orejas.

Fue presentado en sociedad en 2007 y en dos años ha aprendido casi a caminar gracias a sus 51 articulaciones. Y es que este pequeño humanoide no sólo es la creación de ingenieros en robótica, también han participado expertos en anatomía, neurólogos y psicólogos.

En 2011 ya sabrá balbucear sus primeras palabras. Gracias a CB2 se podrá conocer el comportamiento de un niño de uno a tres años con sus progenitores.