miércoles, 11 de marzo de 2009

México, de los más adictos a la nicotina



Atlas del Tabaco, elaborado por expertos, critica las políticas incongruentes contra el hábito.


Mumbai, India.- Un análisis sobre el costo de la epidemia del tabaquismo en la salud y la economía del mundo dice que México es uno de los países con más serios problemas de adicción, sobre todo entre jóvenes, y de gastos catastróficos para atender las enfermedades causadas por el cigarrillo.

El Atlas del Tabaco, presentado hoy en esta ciudad de uno de los países más adictos a la nicotina, señala que México es uno de los países que han sido demasiado benignos con la industria tabacalera: de 2002 a 2007, los impuestos por cajetilla pasaron de 180 a 110 por ciento.

Esto es muy serio porque, según el informe que elaboraron la Sociedad Estadunidense contra el Cáncer y la Fundación Mundial del Pulmón, el precio es factor clave en la lucha anti-tabaco: cada diez por ciento de aumento en el precio de las cajetillas reduce la demanda de 2.5 a cinco por ciento.

En países muy fumadores, es más barato fumar que comer. En México una hamburguesa Big Mac cuesta 24 por ciento más que una cajetilla de Marlboro. Y el cuadro se repite en Rusia, Indonesia y otros países de los Top 20.

En China, un paquete de tabaco cuesta el equivalente a 2.04 dólares, y un kilo de arroz 1.35 dólares; en Bangladesh los adictos gastan 1.16 dólares en tabaco, aunque el arroz cuesta 0.48 dólares. En pocas palabras, lo que las familias gastan en fumar bastaría para resolver sus problemas de desnutrición.

El Atlas del Tabaco tampoco deja a México bien parado en materia de políticas antitabaco. Salvo la ciudad de México, que logró una ley apegada a las disposiciones de la Organización Mundial de la Salud, en el resto del país se ha impulsado una legislación antitabaco “disfuncional” que, además, no se presenta acompañada por campañas educativas.

El informe dice que leyes como la mexicana, que permiten fumadores dentro de espacios cerrados, sólo tienen 1 por ciento de efectividad en la lucha contra el tabaquismo, algo contradictorio en un país donde los gastos por atención médica anual ascienden a 29 mil millones de pesos, lesionando directamente las finanzas del país.

El Atlas del Tabaco se presentó durante la 14a. Conferencia Mundial de Tabaco y Salud, y reporta que en México el tabaquismo afecta a hasta 39.9 por ciento de la población, y el consumo anual aproximado es de 499 cigarrillos per cápita.

México ocupa el lugar 15 en fumadores varones, con 11 millones 309 mil 509 adictos, por encima de Alemania, Corea, Tailandia, Francia y Afganistán. Y entre mujeres ocupa el lugar 19, con 3 millones 818 mil 679 adictas.

El país con más fumadores varones es China, con más de 311 millones, y Estados Unidos tiene más fumadoras, más de 23 millones.

“El mercado global del tabaco, valuado en 378 mil millones de dólares, en 2007 creció 4.6 por ciento. Para 2012 se proyecta que el valor crezca otro 23 por ciento, para llegar a 464 mil 400 millones”. De otro modo: si fuera país, la industria tabacalera ocuparía el lugar 23, y valdría más que Noruega o Arabia Saudí.

El Atlas del Tabaco alerta sobre las agresivas campañas de publicidad y mercadotecnia con que la industria tabacalera posiciona sus productos entre niños de 13 a 15 años.

Para México, el informe dice que si en el centro y sur del país de 7 a 29.9 por ciento de los niños ya tuvieron contacto con la nicotina, en el norte los focos rocos hablan de 30 por ciento o más.

“Estamos ante un serio problema de salud porque a diferencia de las enfermedades comunes que desarrollan los adultos tras tener varios años de contacto con el tabaco, en los niños los efectos negativos se están desarrollando inmediato. Los niños desarrollan de manera temprana disfunción eréctil, cáncer, enfisema, problema cardiovasculares”.

Según el informe, a menos que cambien las cosas, eventualmente el tabaco matará a 250 millones de los adolescentes y niños de hoy. A la larga, 50 millones de niños chinos, sobre todo varones, morirán prematuramente a causa del tabaco.

El Atlas es claro: a menos que se haga algo, el año próximo las tabacaleras producirán suficientes cigarrillos para dar 900 a cada hombre, mujer y niño del planeta.

Claves

Impacto mortal

• El tabaco mata a entre un tercio y la mitad de todos los fumadores habituales, y en promedio quienes tienen el hábito mueren 15 años antes que quienes no fuman.

• Las estimaciones dicen que el año próximo el tabaco matará a 6 millones de personas, para 2020 matará a 7 millones anualmente y para 2030, a 8 millones por año.

• Durante el siglo XX, el tabaco mató a 100 millones de personas. Si no se aplican medidas de contención, durante el siglo XXI el tabaco matará directa o indirectamente a mil millones de personas.