miércoles, 21 de enero de 2009

Identifican el mecanismo que utiliza el VIH para permanecer latente en el organismo

De esta forma logra evitar la eficacia de los fármacos antirretrovirales.

El virus que provoca el sida, el VIH, cuenta con un sofisticado mecanismo que le permite permanecer silenciado en el genoma humano, sin manifestarse, y por lo tanto lejos del alcance de las terapias antirretrovirales. Este mecanismo ha sido identificado ahora por investigadores de la Universidad de Sevilla (US) y del Centro de Regulación Genómica de Barcelona, que creen que este hallazgo ayudará a resolver algunas incógnitas que siembran de fracasos los numerosos ensayos de fármacos contra el sida que se realizan.

En la actualidad, la terapia combinada anti-VIH permite reducir prácticamente a cero la carga viral en circulación en los individuos infectados. Sin embargo, la infección permanece de forma crónica debido a la capacidad del virus para continuar latente en algunas células del paciente. En estas células, el genoma del VIH se integra en el celular y permanece allí sin expresarse, pero manteniendo intacta su capacidad para activarse posteriormente. Esto evita que los fármacos antirretrovirales actuales curen la infección, obligando al paciente a medicarse de por vida.

Utilizando un sistema genético basado en la levadura de la cerveza, los expertos españoles han identificado un conjunto de factores celulares que contribuyen a que el virus quede latente al integrarse en el genoma celular. Levaduras mutantes que carecen de esos factores son incapaces de mantener bajos los niveles de expresión del VIH.

Los científicos explican que los factores celulares identificados se ocupan normalmente del "re-ensamblaje de la cromatina", es decir, operan contribuyendo a mantener la correcta organización del material genético cuando la célula lee la información contenida en sus propios genes. El hallazgo ha sido confirmado en células humanas infectadas.

Las copias latentes suelen encontrarse en regiones del genoma que sí están siendo activamente expresadas, una circunstancia que resultaba paradójica y que no había podido ser explicada hasta el momento.