lunes, 15 de diciembre de 2008

Mundo árabe elogia a hombre que lanzó zapatos contra Bush



El mundo árabe elogió este lunes a un reportero iraquí , al tiempo que miles de iraquíes salieron a las calles para exigir la libertad del periodista, a quien calificaron de héroe.

Muntadhar al-Zeidi, que el año pasado fue secuestrado por milicianos extremistas, estaba detenido por los servicios iraquíes de seguridad y fue interrogado sobre si alguien le pagó para que lanzase los zapatos contra Bush durante una conferencia de prensa la víspera en Bagdad, dijo un funcionario iraquí.

Además, se le realizaban exámenes para determinar la presencia de drogas o alcohol, y los zapatos estaban retenidos como evidencia, dijo el funcionario, que habló a condición de anonimato.

Mostrarle la suela de los zapatos a alguien en el mundo árabe es señal extrema de falta de respeto y lanzarle los zapatos es aún peor.

Diarios en todo el mundo árabe imprimieron el lunes fotos de Bush esquivando los zapatos, y estaciones televisivas transmitieron repetidamente el incidente, que fue objeto de muchas bromas y elogiado por numerosas personas en la región.

Iraq considera el domingo como el día internacional de los zapatos, dijo un mensaje de texto que circulaba el Riad, la capital saudí.

Periodistas palestinos en la ciudad cisjordana de Ramalla bromearon acerca de quién tendría el valor suficiente para lanzarle los zapatos a la secretaria de estado norteamericana Condoleeza Rice.

El mandatario estadounidense dialogaba con los reporteros el domingo acompañado del primer ministro de Iraq, Nuri al-Maliki, cuando el hombre gritó en árabe Este es un beso de despedida, perro! y le arrojó los zapatos.

Esto es por las viudas, los huérfanos y todos los muertos en Iraq, agregó.

Bush se agachó para evadirlos y ninguno de ambos mandatarios fue alcanzado por los proyectiles improvisados.

El periodista es corresponsal de la estación de televisión iraquí Al-Baghdadia, con sede en El Cairo.

Además, ulemas, intelectuales, científicos y abogados iraquíes expresaron también su apoyo al periodista detenido.

"Tirar zapatos a la cara de Bush es la respuesta normal y adecuada a todo lo que ha sido cometido por este criminal y su pandilla de asesinos contra el pueblo iraquí", afirmó el grupo, que aúna a ulemas (estudiosos del Islam) suníes y chiíes.

También aseguraron que están dispuestos a crear un equipo de abogados defensores para conseguir la liberación del reportero iraquí, Muntazer al Ziadi, periodista del canal de televisión Al Bagdadía.

Al-Zeidi es el hombre, dijo el hombre de negocios jordano Samer Tabalat, de 42 años. El hizo lo que los líderes árabes no hicieron.

Ghazi Abu Baker, un tendero de 55 años en la ciudad cisjordana de Jenin, afirmó: Este periodista debería ser elegido como presidente de Irak por lo que ha hecho.

Aparentemente tratando de sacarle provecho al sentimiento árabe, la estación de televisión Al-Baghdadia, donde trabaja Al-Zeidi, transmitió el lunes repetidamente pedidos a las autoridades para que pongan en libertad al reportero, en tanto mostraba imágenes de explosiones y reproduciendo una música de fondo que denunció la presencia militar estadounidense en Iraq.

El mandatario estadounidense visitó la capital iraquí cuando le faltan apenas 37 días para que herede la guerra su sucesor, el presidente electo Barack Obama, quien ha prometido acabar con el conflicto.