miércoles, 28 de noviembre de 2007

Kaká quiere ser pastor evangélico

Roma, Italia | AP

Kaká confesó que cuando dejé de jugar le gustaría mucho ser pastor evangélico y enseñar la Biblia.

Es un camino difícil, es necesario estudiar teología, hacer un curso, profundizar el estudio de la Biblia. Un pastor evangélico lee la Biblia y transmite sus preceptos, afirmó el delantero brasileño del Milan en una entrevista que aparece en el último número de la edición italiana de la revista GQ.

Reconoció que no es tan fácil de aplicar a la sociedad de hoy cosas escritas hace miles de año, pero justamente esta es la tarea de un buen pastor: actualizar las enseñanzas de la Biblia.

Negó que, como se ha contado, que su conversión a la religión evangélica se deba a que estuvo a punto de ahogarse en una piscina cuando tenía 14 años.

Explicó que, por el contrario, yo he crecido con la educación de la Biblia. Además, yo tenía 18 años cuando se produjo el incidente, pero en el año 2000 y mi carrera podría haber terminado ahí, cuando me torcí el cuello y me lesioné la sexta vértebra cervical.

Siempre se había sabido de su profunda fe, en que siempre alza los brazos al cielo, como en señal de gracias, cuando marca un gol, pero es la primera vez que Kaká confiesa que quiere ser un pastor cuando cuelgue los botines.